Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navarra reconocerá al máximo nivel oficial a más de 500 presos del campo de Gurs

El Gobierno foral ha logrado contactar con una cuarentena de familiares, pero busca ampliar la red
La presidenta Barkos acudirá a un acto el 30 de septiembre
Consulta aquí los nombres

Txus Iribarren - Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El pasado mes de abril se celebró ya un doble primer acto en recuerdo de los represaliados, uno de ellos en Olorón (en la foto) y otro en el propio campo de Gurs.

El pasado mes de abril se celebró ya un doble primer acto en recuerdo de los represaliados, uno de ellos en Olorón (en la foto) y otro en el propio campo de Gurs. (TXUS IRIBARREN)

Galería Noticia

El pasado mes de abril se celebró ya un doble primer acto en recuerdo de los represaliados, uno de ellos en Olorón (en la foto) y otro en el propio campo de Gurs.

Pamplona- Fueron más de 500 pero todavía sólo se ha podido contactar con los familiares de una cuarentena de ellos. Los presos del olvidado campo de concentración de Gurs (Bearn) son uno de los últimos escalones de la recuperación de la Memoria Histórica que poco a poco ha ido restituyendo y tratando de reparar el recuerdo de lo sucedido con las miles de víctimas del franquismo relacionadas con la Comunidad Foral: fusilados en cunetas por media Navarra, funcionarios represaliados, maestros perseguidos, reclusos del fuerte de San Cristóbal, exiliados... El Gobierno de Navarra está preparando un acto institucional al máximo nivel (se espera la presencia de Uxue Barkos y se trabaja por que acuda su homólogo de Aquitania) que se celebrará el próximo día 30 de septiembre en el campo de concentración de Gurs (sito en las proximidades de la localidad aquitana de Santa María de Olorón). El objetivo del acto es reconocer (con un placa) a los más de 500 navarros y navarras que fueron internados en el campo de Gurs cuando huían de la persecución del régimen franquista tras el golpe de estado de 1936 y con el fin de la guerra civil. Este acto, según explican desde la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, representa un paso más en ese doble compromiso que asumió este Gobierno con las víctimas: un compromiso con el deber de memoria que toda sociedad democrática tiene;y un compromiso con el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación.

El evento del próximo día 30 de septiembre será público y al mismo están invitadas las familias de todas aquellas personas que vivieron el drama del exilio y el internamiento en un campo de refugiados que, tras la ocupación alemana de Francia, se convirtió en un campo de concentración. Pero el acto será público y abierto a toda la ciudadanía, a todas aquellas personas que quieran compartir con las familias y con las instituciones de Navarra la memoria de aquellos acontecimientos, el compromiso con la libertad y los derechos humanos y que quieran seguir construyendo la convivencia desde el respeto. Con el objetivo de que el acto tenga ese valor de reparación y de reconocimiento a quienes sufrieron la injusticia de la violencia y la persecución, el Gobierno quiere ponerse en contacto con todos los familiares que deseen asistir al acto, para tener constancia de cuántas personas y cuántas familias van a estar representadas en el mismo.

Desde el ámbito institucional está prevista la presencia de la propia presidenta Uxue Barkos confirmando así la senda del respaldo oficial iniciado ya en meses anteriores por el departamento de Relaciones Ciudadanas e Institucionales ya que la consejera Ana Ollo acudió a un acto previo celebrado el 30 de abril como anticipo del evento de septiembre para el que se están haciendo gestiones en la dirección de que participen también las autoridades del más alto nivel de la parte francesa. La consejera Ana Ollo aprovechó su participación ese acto para reconocer el trabajo de la sociedad civil que ha mantenido viva la llama de la memoria histórica mientras otros gobiernos anteriores de ambos lados miraban para otro lado: “Subrayamos nuestro compromiso con nuestros compañeros de la asociación Tierras de Memorias y de Luchas y con el impulso de aquellos valores universales por cuya defensa lucharon y murieron miles y miles de navarros y de navarras en aquellos fatídicos años treinta”, dijo.

El Post-it

Llamamiento. El Gobierno de Navarra ha publicado en la web ‘https://www.navarra.es/home_es/especial/Agendamemoriahistorica/’ dos listados: uno, en el que figuran presos en Gurs por pueblos, y otro, en el que figuran las personas sin localidades. Se ruega a quien pueda facilitar el contacto de algún familiar o informar de alguna precisión o dato, lo haga a través de la dirección de correo electrónico, ‘pazyconvivencia@navarra.es’ o a través del teléfono 848-426522.

un poco de historia

Primera fase: un campo francés. El campo de Gurs fue construido en el año 1939 para acoger republicanos vascos, españoles y voluntarios de las Brigadas Internacionales que, tras la derrota de la II República, habían traspasado la frontera con Francia. El Gobierno vasco también intercedió para acercar a Euskal Herria a los refugiados de este origen pero tras la caída del frente de Catalunya se produjo una avalancha general de republicanos.

Segunda etapa: un campo nazi. Tras el armisticio firmado con Hitler en 1940 por el gobierno de Vichy, fue empleado como campo de concentración para judíos (de cualquier nacionalidad, excepto francesa), personas consideradas peligrosas por el gobierno y durante un breve tiempo también para acoger un transporte de judíos alemanes enviados aquí desde Alemania. Fue cerrado en 1946.

60.000 internos. Entre la Guerra Civil española y a la II Guerra Mundial (1939-1944) acogió a 60.559 refugiadas y refugiados, incluidas 25.577 personas republicanas españolas de las que 6.555 procedían del País Vasco y 6.808 eran voluntarios y voluntarias de las Brigadas Internacionales de 52 nacionalidades diferentes. Había también 26.641 judíos llegados esencialmente desde Alemania, Polonia y Austria, de los que 3.907 salieron hacia Auschwitz en 6 trenes. Junto a ellos, 1.470 franceses considerados “indeseables” por el Gobierno colaboracionista, hombres y mujeres de la resistencia, políticos y sindicalistas.

Últimas Noticias Multimedia