Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Una plaza con 100 velas

La plaza de toros de la avenida de Yerri de Estella-Lizarra, inaugurada el 2 de septiembre de 1917, cumple este 2017 cien años de historia, en los que ha visto pasar cientos de festejos.

- Jueves, 3 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Las reses entran por el callejón en una imagen antigua de la plaza de toros de Estella-Lizarra.

Las reses entran por el callejón en una imagen antigua de la plaza de toros de Estella-Lizarra. (Foto: archivo)

Galería Noticia

  • Las reses entran por el callejón en una imagen antigua de la plaza de toros de Estella-Lizarra.

LA plaza de toros de Estella-Lizarra está de aniversario, ya que en este 2017 se cumplen 100 años desde que fue inaugurada. En este centenario la plaza de la avenida de Yerri ha visto pasar el tiempo y también los cambios que ha vivido la Ciudad del Ega.

El coso taurino estellés, diseñado por el arquitecto municipal Matías Colmenares, fue inaugurada el 2 de septiembre de 1917 con un festejo taurino en el que participaron algunos de los mejores toreros del momento, con Francisco Posada a la cabeza. Junto a él, Francisco Peralta Facultades ante cuatro toros de la ganadería de Jacinto Zalduendo de Caparroso.

Tras el estreno, se han sucedido a lo largo de las décadas los festejos taurinos y actos de todo tipo que ha acogido la plaza de toros estellesa. En los años 40, 50 y 60 del pasado siglo eran habituales los festivales taurinos. Por ejemplo, se realizaban festejos o novilladas en el marco de las ferias agrícolas que en el parque de Los Llanos mostraban los distintos avances en la agricultura.

El cronista estellés José Torrecilla, que ha indagado en la historia de la plaza de toros, recuerda que “aprovechando la presencia de dos toreros locales, Félix Marco, Marquitos, y José Mª Díaz de Cerio, Navarrito, hubo en Estella un movimiento taurino importante unido a otras personas que también tenían afición como León Solano o Chus Goldáraz, entre otros, o Blas Estrada, que hacía números cómicos”. Además, añade, “al estilo de la becerrada se hacían festivales que protagonizaban las distintas cuadrillas de la ciudad”.

Asímismo, Torrecilla recuerda cómo las mujeres también encontraron su espacio en la plaza de toros. “Había novillo para los chicos y las chicas empezaron a pedirlo hasta que lo consiguieron. No existían pantalones entonces, ni uno”, explica José Torrecilla, que cita “a una chica de Abárzuza o a otras como Julia Ochoa o Isabel Etayo, que fue la primera chica que toreó bajo cartel”, señala.

La de la avenida de Yerri no fue la primera plaza de toros construida en Estella, ya que en 1845 la primera la construyó Esteban Larrión en el barrio de San Agustín.

Herramientas de Contenido