Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Solo uno de cada cuatro trabajadores en Navarra tiene menos de 35 años

La crisis agudiza el envejecimiento de la población ocupada: un 46% supera los 45 años
UGT reclama medidas para rebajar el paro juvenil, que roza el 34%

Juan Ángel Monreal - Viernes, 4 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Un joven trabaja delante de un ordenador.

Un joven trabaja delante de un ordenador. (IKER AZURMENDI)

Galería Noticia

  • Un joven trabaja delante de un ordenador.

Pamplona- Basta mirar en cualquier empresa, observar la salida de los turnos de Landaben o echar un vistazo en buena parte los pequeños y grandes centros de trabajo de Navarra. La media de edad de sus plantillas sobrepasa los 40 y apenas se ven ya caras jóvenes. En la actualidad, solo uno de cada cuatro trabajadores de Navarra tiene menos de 35 años y nada menos que un 46% ha rebasado ya los 45 años.

Es la consecuencia no solo de una sociedad cada vez más envejecida, con su futuro amenazado, sino también de la precaria situación del empleo juvenil en Navarra y que fue denunciada ayer por el sindicato UGT, que analizaba en un estudio la evolución de este colectivo entre 2008 y 2016. Las 14.600 personas de esta edad que se encontraban desempleadas a finales del año pasado suponían el 38,3% del total, un peso muy superior al que debería corresponderle por su peso poblacional;la tasa de paro de quienes no tenían 25 años ascendía al 33,95%, tres veces más que la media;y sus condiciones laborales -salarios, tipo de contrato, tipo de jornada- poco o nada tienen que ver con la de trabajadores más veteranos. “El panorama es desastroso”, afirmó Borja Paredes, responsable de Juventud en la ejecutiva del sindicato.

La demografía -los últimos representantes de la generación del baby boom eran aún jóvenes en 2008- y la destrucción de empleo se conjugan por tanto para haber reducido en más de un 40% la base de jóvenes ocupados de Navarra. Así, a finales de 2008 había 105.900 jóvenes trabajando, que representaban el 35%. Hoy son 66.400, apenas el 25% del total. “Especialmente pierde ocupación la franja de edad entre 25 y 34 años, con 31.300 ocupados menos respecto a 2008”, dice el sindicato, quien resume de este modo qué ha sido de ellos: “Algunos han retomado sus estudios ante la falta de oportunidades para trabajar, otros han emigrado en busca de un futuro mejor, pero la mayoría son desempleados”.

Otra parte tiene que ver con los movimientos naturales de la población y con los saltos migratorios, muy ligados estos últimos a la salud del mercado laboral. Así, como consecuencia del menor número de nacimientos de los años 80 y 90 y del saldo migratorio negativo de los últimos años -en este tiempo se han marchado entre 21.000 y 22.000 personas en esa franja de edad- hoy solo hay en Navarra 125.100 personas entre 16 y 35 años, 32.800 menos que hace ocho años. Solo en el colectivo más joven (16-19 años) y quizá por el repunte de la natalidad que trajo consigo la inmigración desde finales de los 90, se aprecia una cierta recuperación en cuanto a volumen de población total: hoy son 25.500, unos 2.200 más que hace ocho años.

El informe de UGT precisa también que, al margen del regreso de algunos inmigrantes a sus países de origen, alrededor de 5.000 jóvenes han emigrado a países de la Unión Europea. No se trata de un fenómeno exclusivamente juvenil, pero esta cantidad supone el 42% del total. Y el dato no tiene en cuenta a quienes han optado por otros destinos.

Para atajar estos problemas, la secretaria de Organización de UGT, Amaia Villanueva, consideró necesario combinar medidas tanto en Navarra como en el Estado, y en primer lugar al Plan de Empleo de Navarra como el marco para recoger iniciativas que persigan el aumento del empleo, prioritariamente el juvenil.

La mejora de la empleabilidad, con adecuaciones específicas para el colectivo joven y el impulso de inversiones en I+D+i que propicien “la recuperación del empleo joven de calidad”;la igualdad de oportunidades con medidas para reducir la desigualdad;y la mejora de la calidad en el empleo, son otras de las pautas exigidas para el Plan de empleo de Navarra. Por su parte, en el ámbito del diálogo social estatal, Villanueva abogó por medidas que luchen contra el empleo precario juvenil, como la de recuperar el contrato de relevo en las empresas, regular las prácticas no laborales, acordar un Estatuto del Becario, contemplar actuaciones prioritarias para jóvenes sin cualificación profesional y revisar la regulación del contrato para la formación y el aprendizaje.

las cifras

5,8%

Sube el paro juvenil

En el último año, el paro juvenil ha subido un 5,8% (900 parados más), un dato “extremadamente preocupante”, según UGT, quien recuerda que 16.200 personas entre 16 y 34 años se encuentran en desempleo. El aumento de este último año contrasta con la caída general del paro, de 6.600 personas.

6.800

recuperación en 2017. El primer semestre de 2017 marca una cierta recuperación respecto a 2016 en cuanto al número de ocupados de entre 16 y 34 años, que crece en 6.800 personas.


42%

contrato temporal

El porcentaje, 18 puntos por encima de la media, se eleva hasta el 65,7% en el caso de los jóvenes entre 20 y 24 años. Un 22% de los jóvenes trabaja a tiempo parcial.

57%

menos de un año. No solo el porcentaje de contratos temporales es superior entre los más jóvenes. El 57% de quienes son eventuales tiene un contrato inferior a un año.


28%

salario in ferior

La brecha salarial entre jóvenes y trabajadores más veteranos, que ha existido siempre, se ha incrementado en los últimos años. Por término medio, un trabajador joven gana hoy cerca de 2.000 euros menos al año que en 2008. En el resto de grupos, los sueldos medios son hoy superiores a los de hace ocho años, sobre todo entre los mayores de 55. Este desfase obedece a distintas razones. A mayor edad, se concentran salarios más elevados y en puestos más seguros (directivos, funcionarios) y se acumulan antigüedades. Los trabajadores veteranos, con contratos estables en empresas grandes que han mantenido el empleo figuran entre quienes menos han visto deteriorarse su salario.

Herramientas de Contenido