Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Arrancará formalmente el 15 de septiembre

El independentismo catalán aparca sus recelos con la campaña conjunta por el sí

Arrancará formalmente el próximo 15 de septiembre y tendrá vocación de mostrar la “pluralidad” del soberanismo

M. Vázquez - Viernes, 4 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, en la presentación de la campaña del Sí a la independencia.

El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, en la presentación de la campaña del Sí a la independencia. (EFE)

Galería Noticia

  • El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, en la presentación de la campaña del Sí a la independencia.

PAMPLONA- Los soberanistas despejaron ayer una de las incógnitas del referéndum de independencia de Catalunya previsto para el 1 de octubre. La campaña arrancará en la medianoche del 15 de septiembre y durará quince días, en sintonía con su intención de que el plebiscito se parezca lo máximo posible a cualquier convocatoria electoral, para dotarle de ese modo de un barniz garantista. Entidades y partidos independentistas esbozaron ayer las líneas generales y lo hicieron de manera conjunta para enviar una imagen de fuerza y de buena convivencia tras haber proyectado en público sus tensiones sobre los ritmos del procés, sobre todo entre el PDeCAT y la CUP. También proyectaron la idea de que no van a parar las máquinas a pesar de que el Gobierno español y los tribunales hayan puesto la lupa en los preparativos de la votación. La campaña se ha presentado con más de un mes de antelación y, de hecho, hay toda una batería de actos previstos antes del 15 de septiembre. El reto es llamar la atención de las instancias internacionales, y también movilizar ya a la ciudadanía y que no decaiga esa tensión tras cinco años empujando a favor del proceso en las calles, aunque en ese plano el principal desafío que se le presenta al Govern es seducir a los sectores próximos a Podemos, los comunes o el PSC para que también voten y la participación vaya más allá de los independentistas convencidos.

PROTAGONISMO DE LA ANCEl acto lo condujo la Asamblea Nacional Catalana, una de las plataformas que han estado detrás de las históricas movilizaciones de la Diada. Su presidente, Jordi Sánchez, detalló las claves de una campaña en la que van a participar también el PDeCAT, ERC, la CUP, Demòcrates, MES, la AMI (la asociación que aglutina a los municipios independentistas), Òmnium y Súmate. Se basará, sobre todo, en actos conjuntos. Tres de ellos serán multitudinarios. Uno, en concreto, tendrá lugar en Barcelona para buscar el impacto mediático de toda una multitud empujando a favor del referéndum en la mismísima capital catalana.

A partir de ahora, la partida se va a jugar sobre todo con la mirada puesta en las instancias internacionales, para provocar simpatía por el referéndum y que se escuche un clamor ciudadano a favor del derecho a decidir. También se han empezado a repartir 120.000 banderas para que los ciudadanos de Catalunya, una de las zonas más turísticas del Estado, las coloquen en sus balcones. En ellas aparece un de grandes dimensiones.

Los soberanistas han echado pelillos a la mar. Ayer proyectaron una imagen de unidad a pesar de las diferencias que existen en su seno. El Govern de Junts pel Sí lo forman el PDeCAT, ERC y los independientes;pero se apoya a nivel parlamentario en la CUP. La formación anticapitalista lleva varias semanas poniendo en duda que la antigua Convergència tenga los arrestos necesarios para llegar hasta el final. Hubo voces de ERC que, al parecer, trasladaron también su inquietud al president Puigdemont, aunque lo hicieron con mayor discreción. Tras esa polémica, Puigdemont acometió una remodelación de su Govern que afectó a los departamentos clave para la votación: Ensenyament, Interior y la portavocía de Presidència.

Ayer mismo, la CUP siguió apretando al Govern y lo hizo por el flanco de la llamada Ley de Transitoriedad Jurídica, la norma que serviría para sustituir la legalidad española por una nueva legalidad catalana. El Govern quiere aprobarla después del referéndum, porque entiende que solo tendrá legitimidad para hacerlo si triunfa el sí a la independencia. La CUP, sin embargo, quiere aprobarla ya. A su juicio, existe el riesgo de que, aunque ganase el sí a la ruptura, el PDeCAT comenzara a demorar la independencia planteando otra serie de trámites y negociaciones con el Estado.

Sànchez explicó que la campaña será conjunta para reivindicar los diferentes acentos de los independentistas. “El sí será más fuerte cuanto más plural sea la gente que lo defiende”, dijo. Desde ERC, Sergi Sabrià pidió una participación “muy alta” y, por parte del PDeCAT, David Bonvehí pronosticó que será la campaña de sus vidas. Desde la CUP, Quim Arrufat apostó por “dejar de ser súbditos”. La campaña contará con la página webdelsi.cat, donde también se recogerán actos de cada partido por separado, aunque bajo el mismo paraguas. Habrá mítines sectoriales sobre pensiones, seguridad y defensa e inmigración, entre otros.

LA CUESTIÓN JUDICIAL

la fiscalía avala a la guardia civil

Revés a la Generalitat. La Fiscalía pedirá que se archive la denuncia que el Govern presentó contra los agentes de la Guardia Civil que interrogaron a cargos de la Generalitat en relación con los preparativos del referéndum. Según fuentes del Ministerio Público, en su escrito sostendrá que la denuncia de la Generalitat ante el juzgado de guardia por considerar que se habían vulnerado derechos fundamentales es improcedente. La Generalitat apreciaba en esta actuación cinco delitos recogidos en el Código Penal: contra los derechos individuales, obstrucción a la justicia, usurpación de atribuciones, falsedad documental y violación de secretos.

Herramientas de Contenido