Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Estella-Lizarra | Salida de la comparsa

Alboroto de blanco y rojo

Cientos de personas acompañaron a la comparsa de gigantes y cabezudos en su primera salida en fiestas

A partir de las 16.30 horas, la ciudad del Ega se tiñó de blanco y rojo

Ana Lumbreras - Sábado, 5 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los gaiteros acompañaron a la comparsa de gigantes y cabezudos animando el ambiente.

Los gaiteros acompañaron a la comparsa de gigantes y cabezudos animando el ambiente. (ANA LUMBRERAS)

Galería Noticia

  • Los gaiteros acompañaron a la comparsa de gigantes y cabezudos animando el ambiente.

estella-lizarra- “No me dan miedo los cabezudos porque si me pegan se lo devuelvo”, contaba Paula Villanueva con una botarrina de espuma en la mano que utiliza para protegerse de las temidas figuras. Junto con su amiga Marta Soto, ambas de siete años, acuden cada año a la salida de los gigantes y cabezudos del viernes de gigantes. Como manda la tradición, ayer a las 16.30 horas los estelleses y estellesas recibieron a la Comparsa en el ayuntamiento para recorrer las calles de la ciudad.

Los cuatro gigantes se situaron en la puerta del ayuntamiento, donde realizaron sus primeros bailes.

Este año, sin embargo, las figuras ya habían aparecido a las 12.00 horas en el lanzamiento del cohete. Los cabezudos en las ventanas de la casa consistorial y los gigantes a ambos lados de la puerta principal. El encargado de lanzarlo fue Sergio Azpilicueta, presidente de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, por lo que los vecinos de Estella-Lizarra ya habían disfrutado de ellas antes de su salida oficial.

A partir de las 16.30 horas, la ciudad del Ega se vistió de blanco con pañuelo y cinto rojos y alpargatas para acompañar a la Comparsa animando las calles.

desde dentroAitor Albizu y Raúl Arteaga , de 16 años, vivieron el año pasado sus primeras fiestas como cabezudos. Este año repiten, ya que disfrutaron mucho de la experiencia. “Requiere esfuerzo, sobre todo si has salido la noche anterior. Ha habido momentos en los que me dormía, pero recomiendo participar”, confesó Albizu. Arteaga coincidía en que “merece la pena formar parte del grupo”. Además, este año ha tenido la oportunidad de presenciar el lanzamiento del cohete desde dentro del ayuntamiento, pues se ha situado en una de sus ventanas portando el cabezudo del abuelo chocho. “Ha sido muy bonito y emocionante”, aseguró este joven “cabezudo”.

El grupo de cabezudos y zaldikosestá formado por catorce personas que se encargan de portar once figuras. Por tanto, cada día cuentan con extras que ayudan al resto a vestirse e hidratarse durante el trayecto. La mayoría de los miembros coinciden en que les gustaría seguir perteneciendo a la comparsa muchos años.

Herramientas de Contenido