Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La plantilla

La estirpe de Tajonar

La plantilla | Los canteranos Miguel Díaz y Kike Barja, que tendrán ficha profesional con el primer equipo de Osasuna, hablan de sus sensaciones y sus expectativas

Javi Gómez - Sábado, 5 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Miguel Díaz (izquierda) y Kike Barja (derecha) posan en el hotel de concentración de Osasuna en Boltaña.

Miguel Díaz (izquierda) y Kike Barja (derecha) posan en el hotel de concentración de Osasuna en Boltaña. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Miguel Díaz (izquierda) y Kike Barja (derecha) posan en el hotel de concentración de Osasuna en Boltaña.

Boltaña (Huesca)- La ilusión que desprenden Miguel Díaz (Estella, 1994) y Kike Barja (Noáin, 1997) es contagiosa. Los dos canteranos de Osasuna que han subido al primer equipo esta temporada quieren ganarse los minutos en una temporada que definen como “ilusionante”. Mientras ambos responden a las preguntas de esta entrevista, algunos veteranos aprovechan para gastarles alguna broma. Se nota que están arropados por los que llevan más tiempo en el vestuario y que han encajado a la perfección en el grupo. “Los veteranos nos ayudan mucho, se relacionan con nosotros y eso es importante para los jóvenes”, cuenta Barja. “Yo estoy encantado. Nos aconsejan y son un modelo a seguir, nos tenemos que fijar en ellos”, remata Díaz.

La emoción que desprenden en cada palabra, en cada respuesta, solo es entendible si se conoce todo lo que ambos han trabajado en Tajonar para finalmente lograr la oportunidad de dar el salto al primer equipo. “Cuando recibes la noticia, estás como loco porque empiece la nueva temporada. Ahora es cuando tenemos que demostrar las ganas que tenemos y que la gente vea que los canteranos transmitimos que tenemos ganas”, explica el noaindarra, mientras que el estellés cuenta que “había ganas de todo, de empezar, de la concentración, de todo. Quiero aportar ganas y energía”.

Ellos han llegado al grupo esta temporada, pero quieren llamar la atención y saben que a su entrenador, Diego Martínez, no le va a temblar el pulso para alinear a quien considere oportuno sin fijarse en el DNI. “Aquí no se distingue. Somos los mismos y nos tratan igual. No nos beneficia ni perjudica, va a jugar el que tenga rendimiento. El técnico sabe manejar la cantera, pero tendrá oportunidad el que se lo merezca”, dice Barja, a lo que Díaz añade: “A todos nos miden por el rendimiento. Que ellos sepan cómo sacar lo mejor de los jóvenes es muy positivo, pero eso no va a suponer que tengamos más ventaja ni desventaja”.

Ambos luchan en cada entrenamiento por hacerse un hueco en un equipo muy competitivo, pero en el que reina el buen ambiente. “Es un grupo muy abierto, nos están recibiendo a todos muy bien y hay muy buena armonía”, dice Díaz, mientras que Barja, uno de los animadores de la concentración, le da la razón: “Nos hemos integrado muy bien. Somos uno más tanto nosotros como los fichajes que han llegado nuevos. No es diferente. Es un grupo espectacular, el ambiente es muy bueno”.

Encantados con el técnico “Puedo decir que tanto el entrenador como su cuerpo técnico están muy bien preparados. Están muy capacitados para estar en este equipo. Son muy buenos en las correcciones y en el refuerzo positivo. Me han sorprendido y estoy muy contento. Creo que nos van a hacer mejores”, contesta Kike Barja al ser cuestionado por el nuevo preparador de Osasuna. Miguel Díaz piensa de una forma parecida, ya que se muestra muy contento e ilusionado con la labor que están desarrollando Diego Martínez y su equipo de trabajo: “Mi primera impresión no puede ser mejor. Creo que pueden ayudar al jugador a crecer mucho. Además, son ganadores y nos van a hacer competir. Estoy muy contento”.

A los canteranos Barja y Díaz les gusta el entrenador y el grupo que se ha formado, por lo que confían y desean en completar una temporada ilusionante para el equipo y, sobre todo, para la afición. “Hay una buena mezcla entre gente joven y veterana. Los fichajes nos van a ayudar y hay jugadores con características muy diferentes”, afirma el mediapunta estellés. El extremo noaindarra opina de una manera muy similar: “Veo un grupo con mucho nivel, con competencia, que es buena internamente para que mejoremos todos”.

Reflejo en la gradaAdemás de jugadores, tanto Barja como Díaz son aficionados de Osasuna. No hace falta remontarse mucho en el tiempo para recordarles viendo partidos del primer equipo cuando estaban en el Promesas, pero también interesándose por los equipos de la cantera. Por eso no les sorprende el gran apoyo que está recibiendo el equipo. “Nos sentimos reflejados en la afición. Ver cómo responde la afición tras un descenso explica qué es Osasuna y por qué no se asemeja con ningún otro club. Cuando el equipo va mal, la afición es cuando más apoya y sigue contigo. Es impresionante”, explica Barja. Díaz aporta un discurso sobre la afición que muy parecido al de su compañero: “La gente de aquí siempre está, a las buenas y a las malas. Tienen ilusión, van a estar enganchados y van a ver un buen equipo”.

Obviamente, los dos canteranos tienen sus deseos y expectativas para la temporada que comienza de forma oficial el próximo 19 de agosto, pero en ambos casos tienen un denominador común: hacerse un hueco en el primer equipo y consolidarse como parte del once. “Mi objetivo es ir creciendo como jugador y como persona. Quiero luchar por tener el máximo de minutos posible y, cuando los logre, aprovecharlos”, expone Barja. Miguel Díaz, por su parte, cree que el entorno (cuerpo técnico y jugadores) pueden ayudarle a ser mejor jugador a final de temporada: “Estoy convencido de que los entrenadores, los ayudantes y el resto de compañeros nos van a hacer crecer. Tengo claro que aquí nadie regala nadie, pero también que por trabajo no va a ser”.

Sin presión, pero con trabajo La concentración en Boltaña está siendo bastante exigente, algo que los representantes de los más jóvenes ven de manera positiva. “Está siendo una semana muy intensa, muy dura. Es el camino que tenemos que llevar para prepararnos para el inicio de Liga. Diría que está siendo una muy buena semana”, argumenta Barja. Miguel Díaz, por su parte, pone el foco en el trabajo que están haciendo por tierras oscenses: “Nos encontramos bien físicamente y estamos aprendiendo los conceptos que nos pide el míster. Además, es una buena oportunidad para conocernos mejor entre todos”.

Sobre la vitola de favorito que le coloca a Osasuna la mayoría de rivales, ni Barja ni Díaz creen que vaya a suponer una presión extra. “Presión no es la palabra. Ilusión. Es lo que quería toda mi vida, estar en Osasuna. Me da igual en Primera que en Segunda. Quiero aprovechar la oportunidad. Las presiones quedan al margen y estamos centrados en trabajar”, relata Díaz. “No tenemos presión. Nos tenemos que olvidar lo que digan de fuera. Tenemos que trabajar y estar centrados en lo nuestro”, remata Barja. Si es por ilusión, Osasuna tiene mucho ganado con la presencia de estos dos canteranos en el primer equipo que dan continuidad a la estirpe de Tajonar.


Miguel Díaz

Nombre. Miguel Díaz Montes.

Edad. 23 años (24/1/1994).

Nació en... Estella.

Altura. 1,85 metros.

Peso. 72 kilos.

Posición. Mediapunta.

Goles

Miguel Díaz se erigió el pasado curso en el máximo goleador de Osasuna Promesas en Segunda B. El estellés anotó 11 dianas en los 3.012 minutos repartidos en 37 partidos que disputó a las órdenes de su entrenador, José Manuel Mateo.


Kike Barja

Nombre. Enrique Barja Afonso.

Edad. 20 años (1/4/1997).

Nació en... Noáin.

Altura. 1,78 metros.

Peso. 69 kilos.

Posición. Extremo.

goles

El noaindarra anotó el pasado curso en Segunda B 8 goles para Osasuna Promesas en los 3.038 minutos que disputó repartidos en 37 partidos. Debutó con el primer equipo en Liga en la última jornada del campeonato de Primera.

Más sobre Osasuna

ir a Osasuna »