Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Pintadas a visitantes

El debate sobre la gestión del turismo entra en la agenda vasca

El Gobierno Vasco ve en las pintadas a visitantes una muestra de “intolerancia inadmisible” y pide un debate sosegado Ernai llama a una manifestación en Donostia

Sábado, 5 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Una mujer pasea por la parte vieja de San Sebastián, frente a un cartel que denuncia las consecuencias de los pisos turísticos para los vecinos de la ciudad.

Una mujer pasea por la parte vieja de San Sebastián, frente a un cartel que denuncia las consecuencias de los pisos turísticos para los vecinos de la ciudad. (EFE)

Galería Noticia

  • Una mujer pasea por la parte vieja de San Sebastián, frente a un cartel que denuncia las consecuencias de los pisos turísticos para los vecinos de la ciudad.

PAMPLONA- La controversia sobre las ventajas e inconvenientes del turismo masivo ha entrado en la agenda política y social vasca en pleno verano entre análisis dispares, Por de pronto, el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco pidió ayer el cese inmediato de expresiones de “intolerancia” hacia el turismo, al tiempo que llamó a la “responsabilidad y a la calma” ante acciones de este estilo protagonizadas por “determinados grupos”.

El consejero vasco de Turismo, Alfredo Retortillo, censuró en una nota las pintadas “hostiles y xenófobas que han aparecido en algunas calles de San Sebastián”, con lemas como ‘Tourist go home’ (turista, vete a casa).

Advirtió en este sentido de que las pintadas con estos mensajes “no son ni un error ni una chiquillada, sino una muestra de intolerancia inadmisible que debe cesar inmediatamente”.

Retortillo recalcó que el debate político “sobre el turismo o sobre cualquier otra cuestión, no puede conducirse según prácticas violentas y de amedrentamiento que se creían superadas”.

“Quienes alientan este tipo de actos no contribuyen a impulsar un debate sobre el turismo sostenible, sino únicamente deterioran la imagen del país y dañan a un sector que emplea en Euskadi a casi 100.000 trabajadores”, advirtió.

El consejero, que afeó a quienes protestan por la presencia de visitantes porque “ellos mismos son turistas cuando viajan fuera”, consideró que desconvocar la manifestación de Ernai (las juventudes de Sortu) para el día 17 en San Sebastián sería una “aportación” para un debate “sosegado” sobre el modelo de turismo para Euskadi, que el Gobierno vasco quiere que sea “sostenible”.

Retortillo señaló además que dicha manifestación tiene como “objetivo ofrecer una imagen distorsionada del turismo” en la Comunidad Autónoma porque la “masificación” de otros lugares no se da en Euskadi. Tesis que también esgrimió la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, que dijo que algunos buscan “la excusa de la masificación del turismo en Euskadi, que no es cierta, para convocar la manifestación de todos los veranos”. Sobre el modelo y el impacto del turismo, Tapia afirmó que Euskadi no es “Catalunya ni Baleares”. Reconoció que puede haber “días puntuales, en lugares puntuales”, en los que se produce “una mayor concentración de turistas y cierta saturación”, pero eso no puede llevar a desarrollar un “intento de utilización”. A su juicio, desde Ernai se busca una excusa como es la masificación comparándolo con la situación que se puede producir en el Mediterráneo, pese a que “cualquiera que pasea por nuestras ciudades entiende que ése no es el movimiento”.

Sea como fuere dicha manifestación auspiciada por Ernai no apunta ahora mismo a su desconvocatoria, y bajo el lema Zuen turismoa gazteon miseria -Vuestro turismo, la miseria de los jóvenes-, pretende, según sus convocantes, denunciar la “explotación” que el turismo reporta.

POLÉMICA EXTENDIDATras el ataque de hace unos días a un bus turístico en Barcelona y en el puerto de Palma por parte de Arran, organización vinculada a la CUP, la polémica en torno al turismo y las vías legítimas y oportunas de protesta se han extendido y la cuestión ha adquirido nuevos tintes ideológicos, como podía resultar previsible dado el giro que la cuestión está experimentando este verano. El presidente de la Comisión de Turismo de la Federación Española de Municipios y Provincias, José Francisco Hila, indicó que hay “oportunistas” que se apuntan a la turismofobia porque les da “visibilidad”. Por su parte, el alcalde de Palma remarcó que las ciudades que viven del turismo están “preocupadas”, mientras que el vicepresidente del Gobierno balear y conseller de Turismo, Biel Barceló, rechazó la protesta organizada en julio por Arran Paisos Catalans, pero defendió la “redistribución de la riqueza” y unas “condiciones adecuadas” para los empleados del sector.

Para el secretario de Turismo de la Comunidad Valenciana, Francesc Colomer, el problema no es el turismo sino el intrusismo desleal y los apartamentos clandestinos. En Canarias, el Consejo de Gobierno analizó ayer los ataques contra el sector, mientras que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, expresó su “condena absoluta” a la “turismofobia”, fenómeno -dijo- “propiciado por la extrema izquierda” que ataca la “gran fuente de ingresos que es para España el turismo”. - D.N.

BARCELONA

OTRO ATAQUE QUE envenena el debate

Contra bicicletas. La organización Endavant, que forma parte de la CUP, se responsabilizó ayer de nuevos episodios de ataques y sabotajes a establecimientos relacionados con el turismo en Barcelona, como locales de consigna de maletas y negocios de alquiler de bicicletas a turistas del distrito de Ciutat Vella. El grupo colgó un vídeo en su cuenta de Twitter donde se puede ver cómo una persona utiliza un objeto punzante para rajar las ruedas de las bicicletas aparcadas en el exterior de tiendas de alquiler y coloca silicona en las cerraduras de varios locales. En las imágenes, tomadas en horario nocturno, también se observan diversas pintadas que incitan a los turistas a marcharse de la ciudad y afirman que el turismo “la está matando”, además de pegatinas con la consigna “el turismo mata los barrios” y la etiqueta #ProuBarricidi (Basta barricidio). El grupo calificó el ataque como un acto de “autodefensa” en el mismo vídeo colgado en Twitter, y asegura que no se trata de “turismofobia”, sino “lucha de clases”. En este contexto, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, subrayó ayer que el Gobierno actuará “con la máxima contundencia” para que los ataques contra el sector turístico no se repitan “ni un día más”. Nadal añadió que ya ha mantenido contactos con los ministerios de Interior y de Justicia “para actuar con la máxima contundencia”.

Herramientas de Contenido