Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Solidaridad en Puente la Reina

Los afectados por la explosión en un edificio se realojan en pisos cedidos por otros vecinos seis días después del suceso

Un reportaje de Amaia Rodríguez Oroz. Fotografía Patxi Cascante - Sábado, 5 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los vecinos de Puente la Reina, el pasado domingo, observando el estado del edificio tras producirse la explosión la noche anterior.

Los vecinos de Puente la Reina, el pasado domingo, observando el estado del edificio tras producirse la explosión la noche anterior. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

Los vecinos de Puente la Reina, el pasado domingo, observando el estado del edificio tras producirse la explosión la noche anterior.

Las 13.00 horas del viernes. Es la hora del vermut y las terrazas se llenan de gente, de cafés y de cervezas previas a la comida. El pueblo parece tranquilo y poca gente sigue hablando del domingo pasado. De la explosión, de los heridos y de los vecinos que tuvieron que salir de su hogar casi con lo puesto. En una esquina de la plaza Julián Mena de Puente la Reina se juntan estos últimos. Son algunos de los que sufrieron las consecuencias de la explosión provocada con gas butano y que hasta ahora han permanecido en la casa de algún familiar o en un hotel de la localidad. “A ver si volvemos poco a poco a la normalidad”, comentan. Están a punto de firmar los contratos de alquiler de emergencia que les realojarán en las viviendas de algunos vecinos del pueblo. “Los habitantes de esta localidad pueden sentirse muy orgullosos de la solidaridad que ha mostrado todo el pueblo tras lo ocurrido”, subraya José Mari Aierdi, gerente de Nasuvinsa, sociedad pública encargada de gestionar junto al Ayuntamiento de Puente la Reina el realojo de los afectados.

Estos, junto a los propietarios de las viviendas, entran y salen en una reunión junto con el gerente de Nasuvinsa y el alcalde de la localidad, Oihan Mendo, en la que firman los contratos de cesión y resuelven cualquier duda que les haya podido surgir en unos días tan confusos como estos. Cuando la reunión termina, algunas caras son de alivio, otras reflejan todavía incertidumbre, pero en todas ellas se ve gratitud. Tres de estos afectados ocupan desde ayer el que será su hogar mientras se efectúen las obras pertinentes en el edificio de la calle Cortes de Navarra, y el resto lo hará en los próximos días. “Esperamos que a lo largo de este fin de semana todas las familias puedan entrar ya en las viviendas cedidas”, comenta Aierdi. Mientras tanto, resuelven dudas de dónde guardarán sus objetos personales, si les bastará con sus trasteros o los que les han cedido, o si necesitarán más espacio de almacenamiento. “Lo único que podemos decir es que estamos muy agradecidos por la ayuda que no han dado nuestros vecinos”, dice una de las afectadas. Los propietarios, por otro lado, prefieren continuar en el anonimato, puesto que el suyo ha sido un gesto de “solidaridad y apoyo, nada más”.

Una respuesta más que rápida

“Necesitábamos una respuesta rápida y la tuvimos”, dice Aierdi, que cuenta que el mismo lunes posterior a la explosión Nasuvinsa se reunió con el Ayuntamiento de Puente la Reina para idear un llamamiento público a la ciudadanía. “Antes de que lo enviáramos el Consistorio ya había recibido el ofrecimiento de algún vecino a ceder su domicilio”, señala, para añadir que “en cuanto se lanzó el llamamiento, un importante número de vecinos se puso en contacto” con ellos. “Más de los que pudiéramos imaginar”, admite. Tras evaluar las diferentes viviendas y comprobar cuáles se ajustaban mejor a cada familia y, también, cuáles podían ser ocupadas con mayor inmediatez, se fueron atribuyendo a los afectados. Durante las reuniones que tienen los propietarios con estos vecinos, algunos de los primeros señalan que su propósito con este gesto es “únicamente poner una solución a esta terrible situación”.

Algunas de las viviendas, espera Aierdi, serán ocupadas por un periodo de tiempo relativamente corto, puesto que “el estado de algunas casas del edificio tras la explosión es mejor”, mientras que los habitantes de las viviendas más afectadas deberán permanecer en estas casas cedidas “más tiempo”. Los inquilinos de uno de los domicilios menos afectados se muestran aliviados al decir que pueden mantener sus pertenencias dentro de la misma vivienda, aunque lamentan no poder entrar a por ellas, salvo si acuden acompañados. “Esta situación es más cómoda, si puede decirse, que la de otros vecinos que han tenido que sacar todo de sus casas, puesto que no ha sido necesario que movamos nada”, dicen. “Eso sí, todo lo que teníamos dentro, como la comida u otras cosas, no lo podemos recuperar”, añaden.

Todavía atemorizados

Aunque se sienten algo aliviados por contar desde ahora con una vivienda en la que permanecer mientras se realicen las obras en su edificio, algunos de los afectados comentan cómo todavía están asustados tras el suceso. Especialmente, se escuchan los comentarios relacionados con las dificultades a la hora de conciliar el sueño, puesto que recuerdan cómo se despertaron aquel día alarmados por la fuerte explosión. Ahora, con la ayuda de sus vecinos, esperan poco a poco volver a la normalidad y “continuar” con su día a día.

Últimas Noticias Multimedia