Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

DIRECTOR DEL AEROPUERTO DE PAMPLONA

“Con el vuelo de Fráncfort se podrá volar a cualquier lugar del mundo con una escala”

Antonio García Aparicio, director del Aeropuerto de Pamplona, tiene marcado en rojo el 6 de noviembre, día en el que despegará el vuelo inaugural de la conexión con Fráncfort, “una oportunidad para que Navarra se abra al mundo”

Jesús Morales / Oskar Montero - Domingo, 6 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Antonio García Aparicio, director del Aeropuerto de Pamplona.

Antonio García Aparicio, director del Aeropuerto de Pamplona. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Antonio García Aparicio, director del Aeropuerto de Pamplona.

PAMPLONA- ¿Qué va a aportar la ruta con Fráncfort al Aeropuerto de Pamplona y a los navarros?

-Cuando empiece la ruta se podrá volar de Pamplona a cualquier sitio del mundo a través de Fráncfort. Pensemos que esa ruta no es para volar a Fráncfort, sino que es una ruta para volar a cualquier lugar del mundo con una sola escala. Que la gente no busque un vuelo de Pamplona a Fráncfort, que busque un vuelo de Pamplona a Shanghai. Lufthansa es una compañía puntera, con una posibilidad enorme de destinos en toda la zona de Asia, de Indonesia, de Norteamérica, de África... Cualquier destino que busques, Lufthansa te lo va a ofrecer a través de Fráncfort.

¿Lo ve como el complemento perfecto para la línea regular de Madrid?

-Aunque Madrid está ganando también rutas internacionales, se está abriendo hacia el este, el hub de Iberia e Iberia tienen mucha importancia en la conectividad con Iberoamérica y América en general. Toda esa parte la teníamos bien cubierta con Madrid. Abrir Fráncfort supone que te abres a todo el resto del globo terráqueo.

¿Cuáles han sido las claves para que el Aeropuerto de Pamplona vaya a conectarse con Fráncfort?

-La clave es el trabajo bien hecho de mucha gente. En el 2014 ya empezamos a trabajar en este sentido, marcamos las líneas estratégicas, se estableció el comité de coordinación aeroportuaria, que en Navarra está formado por el Ministerio de Fomento, Aena e instituciones locales, como el Gobierno de Navarra, ayuntamientos, la CEN, la Cámara de Comercio y Sodena. Una cosa que se hizo muy bien fue definir a Sodena como representante de todas las gestiones que se fueran a realizar desde el Gobierno de Navarra con las compañías aéreas. El nuevo Gobierno cogió esa idea y la reforzó, y en ese sentido, todo el trabajo que ha hecho Sodena ha sido fundamental.

¿Considera clave la intervención del actual Gobierno de Navarra?

-Totalmente. En toda actividad público-privada, la función del ente público es fundamental. Y en este caso la implicación del Gobierno de Navarra, movilizando a todos los grupos de interés, empresas, agencias de viajes, CEN, etc., ha sido clave. El actual Gobierno de Navarra cogió el toro por los cuernos en lo que se refiere al fomento de la actividad económica alrededor del Aeropuerto de Pamplona, vio que era una cuestión estratégica, así lo definió y así lo ha trabajado.

¿Cuál ha sido su aportación, como director del Aeropuerto de Pamplona, para la consecución de conectar Navarra con Fráncfort?

-En un principio, cuando todo estaba verde, mi aportación fue establecer los cimientos, remover conciencias, marcar mensajes y compartir nuestras ambiciones, y convencer a mucha gente de que el Aeropuerto de Pamplona es una herramienta útil para la generación de actividad económica. Cuando ya se decidió que Sodena era el representante de Navarra, hemos apoyado a Sodena en el asesoramiento sobre cuestiones aeroportuarias y técnicas.

Todo ello hasta consumar la ruta con Fráncfort.

-Se han ido dando los pasos adecuados en los momentos adecuados, desde hacer un estudio econométrico que demuestra que el aeropuerto es un ente generador de economía, en el que se estudiaron los cuatro hub europeos de París, Ámsterdam, Barcelona y Fráncfort. Eso generó unos datos cuantitativos y, a partir de ese estudio, hubo compañías que se interesaron y hubo comunicaciones desde Sodena a otras compañías. Ha habido un tira y afloja, un convencer a la compañía Lufthansa de que puede ser una ruta rentable.

¿Qué previsiones de tráfico para esa línea en concreto se manejan para que sea rentable?

-Siendo razonable, estamos hablando de cuatro frecuencias a la semana de ida y vuelta (ocho vuelos semanales), con un avión A-319 que tiene del orden de 138 plazas, poniéndole una ocupación media del 60%, estamos hablando de unos 40.000-45.000 pasajeros al año. Lo que hace falta ahora es que la sociedad navarra responda a esta oferta y haga uso de esta herramienta.

¿Qué tipo de tráfico va a tener esta nueva ruta?

-Es una ruta cuyo principal tráfico va a ser un tráfico de negocios, de personal de las empresas navarras que son punteras en el mundo, pero tenemos que buscar que se complemente con un tráfico de turismo que genere una actividad económica en Navarra, que sea productiva. No hay que buscar que vengan a Pamplona desde Alemania, hay que buscar que vengan del resto del mundo a Pamplona, pasando por Fráncfort. Navarra tiene un potencial turístico que hay que enseñar a 6.000 millones de personas y no a la inversa. Lógicamente, también habrá un tráfico turístico que salga de Navarra al resto del mundo.

¿Durante cuánto tiempo está programada la ruta con Fráncfort? ¿Únicamente durante esta próxima temporada de invierno?

-La programación del transporte aéreo está dividida en la temporada de verano y en la temporada de invierno, que coincide con los cambios de horario a finales de octubre y a finales de marzo. Ahora estamos cerrando la programación de la temporada de invierno (del 29 de octubre de 2017 al 26 de marzo de 2018) en la que está la ruta a Fráncfort y no sabemos nada de lo que ocurrirá en la temporada de verano de 2018. Eso es algo que tendrá que decidir la compañía Lufthansa en función de sus números. Eso es así y será siempre.

¿Los vuelos a otros aeropuertos europeos como París y Ámsterdam quedan descartados?

-Hay que ser consciente de que lo que se pretende con Fráncfort es conectar el Aeropuerto de Pamplona con un hub europeo. Desmembrar la posible ocupación de esa ruta para tener el mismo resultado con otro hub no tiene sentido. E insisto, Fráncfort es el mejor hub, con la mejor compañía. Ahora bien, si Fráncfort tiene un éxito bestial y encontramos la necesidad de esos vuelos, trabajaremos en ese sentido. Una de las frases que yo usaba allá por 2014 era poner al Aeropuerto de Pamplona en el mapa de las compañías aéreas y que una compañía como Lufthansa venga a Pamplona es dar un paso de gigante en ese objetivo.

¿Qué balance hace de estos casi cuatro años al frente del Aeropuerto de Pamplona-Noáin?

-El balance es positivo. Desde el último trimestre de 2014 estamos teniendo incrementos de tráfico. En 2015 y 2016 tuvimos incrementos anuales de tráfico. Además, en 2015 empezamos a trabajar para atraer nuevas rutas al aeropuerto, lo que se ha traducido en el vuelo de Fráncfort. Hemos tenido muchísimo trabajo con la certificación del aeropuerto que emite la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, que acredita que las instalaciones del Aeropuerto de Pamplona reúnen las condiciones físicas y también las operativas conforme al reglamento para operar. Así que el balance es positivo.

Cuando llegó a Pamplona estableció tres objetivos o líneas estratégicas: recuperar la conexión con Barcelona, un vuelo con las Islas o Andalucía y una ruta europea. ¿Fue demasiado ambicioso en sus pretensiones?

-Yo pienso que no, o sí, porque en esta vida hay que ser ambicioso, pero hay que ir escalón a escalón, pasito a pasito. Lo que hicimos en aquellos años fue lanzar unas líneas estratégicas de lo que queríamos que fuera el Aeropuerto de Pamplona. En cuanto a la conectivad, veía que eran factibles esas tres líneas estratégicas: una ruta con Barcelona, una ruta con un hub europeo (aeropuerto de paso) y conectar Navarra con el sur de España. Todos los que se han ido uniendo a este proyecto han trabajado tan bien que hemos tenido el mejor de los resultados posibles, que es conectar con Fráncfort, porque es el mejor hub europeo que podríamos haber tenido, y con una compañía aérea de solvencia como es Lufthansa.

¿Por qué conseguir la conexión con Fráncfort es el mejor objetivo posible de los que se había marcado?

-Esas líneas estratégicas giraban alrededor de ganar conectividad aérea para Navarra, desde el Aeropuerto de Pamplona. Y esa conectividad siempre dijimos que no queríamos que fuera de punto a punto, porque Navarra no tiene el perfil del punto a punto, sino que queríamos que, a través de dos saltos, es decir, de una conexión, pudiéramos volar a cualquier parte del mundo. Estábamos muy bien conectados con Madrid, con las frecuencias que teníamos y seguimos teniendo, y nos faltaba completar esa conectivadad con un hub europeo. Fráncfort nos da esa posibilidad.

¿Conseguir un objetivo de tres no es poco rédito? ¿O ve el vaso medio lleno?

-Yo siempre veo el vaso medio lleno. Es cierto que es un objetivo de tres, pero es el mejor objetivo de los posibles. También es cierto que en la aviación y en el transporte aéreo, los plazos y los tiempos son los que son. Este resultado es muy bueno.

En 2015 dijo que recuperar Barcelona era un objetivo irrenunciable. ¿Por qué está siendo tan difícil?

-Barcelona es una ruta que ha estado toda la vida en el Aeropuerto de Pamplona hasta noviembre de 2013, justo antes de llegar yo. Para un aeropuerto como este, estar conectado con los principales aeropuertos de España, como son Madrid y Barcelona, es una cuestión de buena imagen, pero al final tiene que haber una compañía que se lance a tener una ruta. En el estudio econométrico del Gobierno de Navarra, Barcelona no ofrecía tan buenos resultados y entonces se decidió trabajar en Fráncfort como el hub europeo prioritario.

¿Mantiene su ambición y cree que hay que seguir trabajando en recuperar ese vuelo?

-Sí, creo que debemos seguir trabajando en esta línea estratégica o en la otra línea, como es conectar Navarra con el sur de España. Yo siempre he dicho que soy de Almería, y Navarra es una gran desconocida en el sur de España por la lejanía real que existe en los transportes. Pero ahora permíteme que disfrutemos de lo que hemos conseguido con Fráncfort, porque hay que implantar la ruta, hay que hacer las cosas bien para que el vuelo inaugural del 6 de noviembre sea un éxito y para que el resto de la temporada sea un éxito, y eso también requiere un trabajo que es el que tenemos que atacar. Hay que ser ambicioso, pero hay que ir paso a paso.

El Aeropuerto de Pamplona ha encadenado diez meses en verde, con crecimiento de pasajeros desde septiembre del año pasado. ¿Ha quedado atrás la crisis del transporte aéreo?

-Yo no creo que haya sido la crisis del transporte aéreo, creo que ha sido la crisis económica que nos pilló a todos y que, por supuesto, afectó al transporte aéreo. Estamos siguiendo la tendencia que está siguiendo la red general de aeropuertos de Aena. Las previsiones son buenas y los datos hasta junio de 2017 indican que tenemos un 9,2% de tráfico más en comparación con el primer semestre de 2016. La ruta de Madrid está respondiendo muy bien y es de esperar que siga así.

El edificio de la vieja terminal sigue en desuso. ¿No hay ningún plan para darle alguna utilidad?

-El antiguo edificio terminal está dentro del inmovilizado del Aeropuerto de Pamplona y está a disposición de cualquier actividad económica. En estos cuatro años ha habido muchas visitas y alguna iniciativa, pero ninguna ha cuajado. Se ha trabajado con compañías de mantenimiento de helicópteros o de mantenimiento de aeronaves. Dotar al edificio de algún uso también es trabajo de la Dirección del Aeropuerto, pero realmente tener ahí ese edificio no genera ningún problema a la actividad aeroportuaria.

las claves

“Con el vuelo a Madrid tenemos cubierta la parte de América;con Fráncfort, el resto del globo”

“La implicación del actual Gobierno de Navarra ha sido fundamental, cogió el toro por los cuernos”

“El tráfico principal de la ruta con Fráncfort va a ser de negocios, con tráfico turístico como complemento”

“Debemos seguir trabajando en recuperar el vuelo con Barcelona y en conectar Navarra con el sur”

Herramientas de Contenido