Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

CIERRE DE GAROÑA: 40 AÑOS DE LUCHA ANTINUCLEAR EN NAVARRA Patxi Tuñón director del Observatorio de la Realidad Social

“Fue un triunfo de la movilización social de los 70 que no haya nucleares en Navarra”

Domingo, 6 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Galería Noticia

PaMPLONA- Según recoge el diario de sesiones del Senado, las últimas palabras que pronunció Patxi Tuñón San Martín (Tudela, 1951) en la Cámara Alta de las Cortes españolas fueron: “Nucleares, no. Muchas gracias”. Fue el 8 de junio de 2011, Patxi Tuñón se despedía así -en euskera primero y en castellano después- como senador autonómico por Navarra y lo hacía curiosamente al hilo de una moción del Grupo Parlamentario Entesa Catalana de Progrés por la que se instaba al Gobierno a la adopción de medidas en relación con la seguridad de las centrales nucleares y, en concreto, sobre Garoña, que aún no había cesado su actividad. Patxi Tuñón, que actualmente ostenta el cargo de Director General del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales, cuenta con una dilatada carrera pública: fue, además de senador (2007-2011), presidente de la Cámara de Comptos (1991-97) y, de 1979 a 1983, fue parte del gabinete técnico del consejero Jesús Bueno Asín en las materias de Industria y Urbanismo. No obstante, la primera implicación política de este abogado laboralista de Tudela fue precisamente la lucha ecologista. Patxi Tuñón era uno de los primeros jóvenes que en 1974 formaban parte de ADMAR, los comités antinucleares de Euskadi en la Ribera de Navarra.

¿Qué sensación le provoca el cierre definitivo de la central de Garoña?

-Una gran satisfacción. Es algo que cae por su propio peso: Hay que olvidarse de las nucleares. No tienen sentido. Es una buena noticia y es el colofón a 40 años de lucha, en la que el tiempo nos da la razón.

Además de esta victoria tardía, ¿qué queda como herencia de aquel movimiento antinuclear de los años 70 en Navarra?

-Aquella movilización social propició que hoy no haya centrales nucleares en Navarra, pero también impulsó a otros movimientos de entonces como la batalla por la gestión del agua o de los residuos, la lucha contra el pantano de Itoiz y, sobre todo, que se tomase conciencia medioambiental y que los primeros gobiernos de los años 1980 apostasen por energías renovables y que la Comunidad Foral fuese pionera en la eólica, por ejemplo. También el movimiento antinuclear estuvo muy vinculado con la lucha antimilitarista y el polígono de tiro de las Bardenas, y ahí fracasamos.

¿Qué le quita el sueño hoy como ex militante ecologista?

-El cambio climático, pero sobre todo que el poder financiero y las grandes corporaciones tengan más poder que los estados en la gestión de los recursos y la tierra. Y que esto destruya el bienestar que tanto nos ha costado construir. Es utópico, pero hay que redomar de nuevo al capitalismo.

Herramientas de Contenido

Información relacionada