Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Durante la Semana Negra se busca consagrar a autores

Esta edición ha tenido un presupuesto de 500.00 euros, 400.000 menos que en 2012

Lunes, 7 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Gijón- El director de contenidos de la Semana Negra de Gijón, Ángel de la Calle, reivindicó el carácter de fiesta popular de este “polémico” evento que en tres décadas se ha consolidado como “una vía a la consagración de autores” de distintos géneros literarios.

Este autor y crítico de cómic salmantino, que en el 2012 asumió la parte cultural de la dirección del festival en reemplazo del escritor Paco Ignacio Taibo II, aseguró que “las editoriales quieren que sus autores estén en la Semana Negra porque les garantiza lectores”. Este género, que a finales del siglo pasado era marginal y mal visto en los círculos literarios, se ha popularizado porque habla de las mismas cosas que salen en los periódicos, aseguró De la Calle. La Semana Negra, el único festival literario que se realiza al aire libre en medio de un mercadillo y de una feria de atracciones, le garantiza a los escritores un público heterogéneo y masivo. “¿En qué otro festival un autor consigue en un solo acto un auditorio de más de cien personas que asisten para escucharlo?”, se preguntó.

La idea de que se puede leer un libro con una mano y comer un churro con la otra, desarrollada como principio por la organización desde la primera edición, ha sido una de las claves del éxito de un certamen que ha sido polémico desde sus inicios. De La Calle recordó las críticas que recibió la primera edición, aún antes de celebrarse, por parte de una plataforma de partidos y organizaciones de izquierda que lo rechazaron por considerarlo “elitista” y “un gasto innecesario” para las arcas municipales.

El director aseguró que los años de crisis han hecho mella también en la situación financiera por los recortes en las ayudas públicas y la retirada de aportaciones privadas. La trigésima edición se celebró con un presupuesto de 500.000 euros, 400.000 euros menos que la del año 2012. Pese a ello, De la calle consideró que la gratuidad del festival es algo “indiscutible” porque es la clave para que todo el mundo pueda acceder al recinto. “El problema es que estamos dirigidos por gente que manda a sus hijos a Disney World, pero hay muchas familias que no pueden hacer lo mismo pero que sí pueden disfrutar de la Semana Negra”, afirmó. - Efe

Herramientas de Contenido