Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Festival de Teatro Clásico de Olite

Olite baja el telón

Carla Sala - Lunes, 7 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El grupo Gabacho Maroc clausurando el Festival de Teatro Clásico de Olite, ayer en la plaza Carlos III.

El grupo Gabacho Maroc clausurando el Festival de Teatro Clásico de Olite, ayer en la plaza Carlos III. (Unai Beroiz)

Galería Noticia

  • El grupo Gabacho Maroc clausurando el Festival de Teatro Clásico de Olite, ayer en la plaza Carlos III.

Con viento y entre mantas, el sábado se clausuró el Festival de Teatro Clásico de Olite con las representaciones de Rafaela Carrasco y su Nacida Sombra en la Cava, y el concierto de Gabacho Maroc en la plaza Carlos III.

La representación que cerró el programa suponía ser un encuentro del baile flamenco con las grandes creadoras del Siglo de Oro en España. Cuatro cartas imaginarias escritas en distintos tiempos y lugares hilaban la representación. Teresa de Jesús, María de Zayas, María Calderón La Calderona, y sor Juana Inés de la Cruz eran los testimonios del Siglo de Oro a los que Rafaela Carrasco, Florencia O’Ryan, Carmen Angulo y Paula Comitre ponían cuerpo y expresaban inquietudes, secretos y amor;una unión entre las palabras que en algún momento podrían haber pronunciado y el baile flamenco con el que lo expresaban las artistas. Junto a las bailarinas se encontraban cuatro músicos que tocaron y cantaron en directo, los cantaores Antonio Campos y Miguel Ortega y a las guitarras Jesús Torres y Juan Antonio Suárez Cano.Ya fuera del escenario, a las 23.55 horas el pueblo se volvió a llenar de música pero, en lugar de hacerlo mediante bailes y flamenco, Gabacho Maroc, con su ritmo marroquí, puso el broche final a este festival que empezó el 21 de julio.

Gabacho Maroc una banda formada por músicos occidentales y otros tradicionales del Norte de África ofrecieron una fiesta de ritmos y melodías marroquíes que se mezclaban con el jazz, el gnaoua y las músicas africana y árabes, presentando así su nuevo disco Tawassol, álbum que verá la luz en 2018 y que es un homenaje a Marruecos y a su conexión con el África Negra.

Poniendo a Olite como localidad de paso durante su gira de presentación por el mundo, consiguieron, en palabras de Luis F. Jiménez, director del Festival de Olite: “Hacer los Pirineos más pequeños y a Olite más internacional”, meta que se propuso al crear este evento a principios de año. Con la participación de este grupo, no son solo los Pirineos lo que se han encogido sino también las fronteras que separan a España de África.

Los Gabachos cuentan con más de 100 de festivales en Europa, África, América del Sur, Asia, y una nominación en los African Awards de 2015, hecho que les ha creado su propia base de fans. Esteban, de Madrid y conocedor de Olite explicaba: “Yo los vi en Marruecos tocar en un festival y la verdad es que me encantaron. Me enteré de que venían y la verdad es que no me los perdería por nada del mundo. Son buenísimos”. El grupo formado por Hamid Moumen, Aziz Fayet, Illyes Ferfera, Charley Rose, Pierre Cherbero, Frédéric Faure, Eric Oxadanburu, Vincent Thomas, no se libró de los fallos técnicos, ya que si la actuación de la Cava transcurrió sin incidentes a pesar del viento y del frío que azotó ayer Olite, la banda se quedó sin luz alrededor de las 00.30 horas haciéndoles reanudar el concierto;al final terminó sin más problemas.

Evaluación finalAlrededor de un centenar de adultos, pequeños y jóvenes se congregaron en la plaza principal del pueblo a pesar del viento y de los pies fríos, para ver finiquitarse el Festival de Teatro Clásico mientras el cantante del grupo animaba a los asistentes a mover el cuerpo para “quemar calorías y entrar en calor”. Para traer el ritmo de su nuevo CD al público utilizaron percusión africana e instrumentos característicos como: karakebs, el guembri, la darbuda o el laúd árabe.

Los habitantes de Olite coincidieron con la afirmación que a viva voz Esteban proclamaba, y dijeron que la banda multicultural había excedido las expectativas. El mismo director confesó que “la valoración creo que hay que hacerla muy positiva, el público ha respondido de una manera increíble. Como primer festival uno siempre tiene sus miedos, sus dudas y sus interrogantes;es una programación que se ha hecho pensando en las compañías y sobre todo en el público y parece que este ha entendido mi mensaje y mi deseo de hacer de Olite un centro teatral y del pueblo un escenario, y le debo estar agradecido”. Asimismo, Jiménez añadió: “Se ha llenado la Cava todos los días y también se han cubierto todos los espacios habilitados del Palacio Real, me voy muy satisfecho con ello porque, como dije al principio, yo quería ser vecino de Olite y ahora ya creo que lo soy. Además, los colectivos sociales han participado y cubierto ese espacio de entre las 20.00 horas y las 22.00 horas con una actividad muy digna y han dado color a este pueblo”.

Según dijo Jiménez, ahora las puertas al siguiente festival quedan abiertas y los preparativos deben volver a ponerse en marcha después del estudio y la valoración exhaustiva que le queda por realizar. Hoy por hoy, no sabe si él seguirá participando o no en los eventos que se organizarán dentro de un año, pero lo que sí tiene seguro, expresó emocionado, es que gracias a la acogida se siente olitense. “Yo soy gautxori”, terminó.

Herramientas de Contenido