Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Algunos no se libran ni en verano

Aunque ya no hay exámenes en septiembre muchos siguen con clases, cuyos precios oscilan entre 13 y 15 euros la hora

Un reportaje de Ainhoa Bravo. Fotografía Patxi Cascante - Lunes, 7 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Dos estudiantes, en la Biblioteca General de Pamplona.

Dos estudiantes, en la Biblioteca General de Pamplona.

Galería Noticia

  • Dos estudiantes, en la Biblioteca General de Pamplona.

La nueva medida, que cambió los exámenes de recuperación de septiembre a junio ha generado un debate con opiniones y posturas muy diferentes. Los principales afectados han sido los estudiantes y en parte también sus familias.

Padres y madres, cuyos hijos frecuentaban las academias en verano porque tenían alguna asignatura que recuperar en septiembre, tuvieron que replantearse qué hacer durante esos meses. Hay quienes que, junto a sus hijos, han decidido descansar y hacer otras cosas durante el verano y quienes no han querido perder la costumbre de acudir a academias o a profesores y profesoras particulares. Estos últimos están acudiendo a los nuevos cursos ofertados por los docentes como clases intensivas de idiomas o cursos de apoyo donde los precios oscilan entre 13 y 15 euros por persona y hora. También hay algunos estudiantes que deciden ir a las bibliotecas durante el verano para estudiar por su cuenta. Algunas madres, como Nuria García Lazarraga señala que esta nueva medida tiene un lado positivo y otro negativo. Por un lado, puede ser “bueno” para el alumnado porque tiene la materia “más reciente” y por otro, considera que con los exámenes en septiembre los alumnos, al terminar el curso, se podían tomar un “tiempo de relajación” y organizarse “mejor”. García tiene dos hijos, una chica de 17 años y un chico de 14. Durante el curso, ambos van a una academia dos días a la semana. Además, algún verano también han tenido que acudir ya que habían suspendido alguna asignatura. Este año por el contrario, ninguno de los dos está yendo a ningún curso ya que decidieron tomarse estos meses de descanso. Uno de los motivos principales fue que ya no tenían nada que estudiar en verano y que además en junio ya tuvieron que acudir a una acadamia para recuperar las asignaturas pendientes, señala García.

Irati, hija de Inma La Puente, ha cursado este año primero de Bachiller y siempre ha ido a academias en verano porque tenía “alguna asignatura que recuperar”, comenta su madre. “Este año suspendió Inglés y en junio no consiguió aprobarla, por lo que decidimos apuntarle en una academia para prepararlo bien y que no pierda ni el hilo de la materia ni el hábito de estudio”, apunta La Puente. Irati se prepara durante este verano, ya que si en la primera evaluación del curso que viene aprueba, recuperará la del curso anterior;por lo que tampoco había otra opción, apunta. “Prefiero que haya exámenes en septiembre, porque en dos semanas considero que quizá no se dispone del tiempo suficiente y, además, si se trata de una materia que no se le da muy bien o que va un poco justo, como en el caso de mi hija, no puedes adquirir todos los conocimientos golpe”, afirma.

Itziar Arrieta tiene dos hijas y también coincide con las otras madres en que la medida de antes era “mucho mejor”, porque en verano se puede hacer un “esfuerzo” y aprobarlas “sin problema”. Una sus hijas, que va a hacer segundo de Bachiller el curso que viene, acudía todos los veranos a una academia porque siempre suspendía alguna materia. Pero es cierto que luego en septiembre las aprobaba y quizá era porque tenía “más espacio” entre la convocatoria ordinaria y la extraordinaria, señala Arrieta. Este año su hija aprobó en junio la asignatura que había suspendido pero, sin embargo, una profesora particular le está dando clases para aprender latín, ya que se ha cambiado de modalidad de bachiller y tiene que “adquirir” los conocimientos que sus compañeros han obtenido durante el curso”, comenta. - A. Bravo

Herramientas de Contenido