Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Francis Hernández Entrenador de pértiga

“No fue fácil. A Adrián Vallés hay que ponerle un 10 en el Mundial”

Francis Hernández, pertiguista y entrenador de Adrián Vallés, valora la actuación de su pupilo en el Mundial de Londres y su proyección deportiva

Una entrevista de Iñaki Sevillano - Fotografía RFEA - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

‘Selfie’ de Francis Hernández, flanqueado por los pertiguistas Adrián Vallés (izquierda) e Igor Bychkov, en el estadio olímpico de Londres.

‘Selfie’ de Francis Hernández, flanqueado por los pertiguistas Adrián Vallés (izquierda) e Igor Bychkov, en el estadio olímpico de Londres. (RFEA)

Galería Noticia

  • ‘Selfie’ de Francis Hernández, flanqueado por los pertiguistas Adrián Vallés (izquierda) e Igor Bychkov, en el estadio olímpico de Londres.

pamplona- Acostumbra a lo sobresaliente. Adrián Vallés rozó la final de salto de pértiga, estuvo a punto de meterse entre los doce mejores del mundo, y casi sonó a decepción. Suerte que su entrenador, Francis Hernández (Navarra, 53 años) sabe medir los tiempos y moldear a una de las mayores promesas del atletismo nacional. Los 6 metros están más cerca.

¿El 16º puesto en el Mundial supone un corte a la buena dinámica que llevaba Adrián Vallés?

-No, todo lo contrario, sigue progresando. De los 31 participantes que había, él venía con la marca 23ª o 24ª, con lo cual ha ganado puestos, siendo la mejora muy clara. Ha sido una muy buena temporada.

¿Tener que igualar su marca personal para estar en la final supuso un exceso de presión?

-No. Veníamos bien preparados con la marca personal de 5,70 y en la calificación se pedía 5,75 o acabar entre los 12 mejores. Está claro que él tenía que estar en sus marcas, pero el problema fue que, al acumular los nulos en las alturas anteriores, se quedó fuera. La competición estuvo complicada, porque gente de 5,85 y 5,90 se quedó fuera también. No fue fácil;por eso creo que a Vallés hay que ponerle un 10.

¿Da rabia no pasar a la final por exceso de nulos?

-Sí, claro. Es duro quedarte fuera por los nulos y ver que la marca que ha saltado ha estado dentro. Estar en la final significa ser uno de los doce mejores del mundo y nos hemos quedado con la miel en los labios.

Teniendo en cuenta el nivel, ¿habían previsto una final con menos de 5,70?

-Siempre hay muchos fallos y veíamos la posibilidad, porque en las calificaciones no todo el mundo salta las marcas que tiene. Fue por muy poquito. Ya preveíamos que con un 5,60 a la primera nos podíamos haber metido dentro.

¿Por qué ocurrieron los nulos?

-Son temas de ajuste. Todo iba bien. Utilizamos en el calentamiento las pértigas habituales, pero nunca sabes al 100% lo que puede pasar. De hecho, si ves la clasificación, la mayoría de participantes hizo muchos nulos en las primeras alturas. Lo mejor es pasar la primera limpio, pero eso es muy complicado.

¿Siempre pesa más el orgullo hacia el pupilo que la decepción por no cumplir los objetivos?

-El objetivo era estar en el Mundial. Meterte en un Mundial con Adrián, que tiene 22 años, es una meta que teníamos marcada y que hemos conseguido. Pero una vez que estás aquí, claro que quieres meterte en la final y, de hecho, peleó hasta el final para poder estar ahí. Compitió excelentemente. Ganó casi 10 puestos. Te quedas con el regusto amargo, pero tenemos muchos años por delante, queda todavía mucho margen de mejora.

¿Sería injusto decir que al repetir la misma posición que en el Mundial anterior no ha mejorado?

-Está claro. Este año ha saltado 5,60 en la competición Mundial, mejorando la marca del pasado. Esta actuación ha sido, sin duda, mejor que la de hace dos años.

¿La experiencia acumulada le ayudará a alcanzar los 6 metros?

-Son palabras mayores, pero hay que seguir trabajando. Nuestro objetivo, de aquí a dos años, es atacar el récord de España, que está en 5,81, que tampoco es fácil. Tenemos que ir paso a paso, porque la pértiga requiere muchos años de duro trabajo para acabar llegando hasta las marcas más altas.

¿Tiene confianza plena en que lo pueda lograr?

-Sí, por supuesto. Es muy metódico, acaba los entrenamientos y sabe lo que quiere hacer. Tiene muy claro que quiere estar ahí arriba y entrena cada día para ello.

¿Se ponen plazos o eso es negativo?

-Lo importante es que en la planificación tengas unos objetivos realistas. Hay que ir poco a poco porque eso te da una motivación para estar entrenando e ir a conseguirlos sin abandonar.

¿Siguió la competición del navarro Sergio Fernández en los 400 vallas?

-Sí, coincidimos en el estadio.

¿Fue la lesión su mayor impedimento para no ser él mismo?

-Cuando estás a estos niveles altos, cualquier tipo de molestia te impide estar entrenando al 100% y eso hizo que no pudiera llegar bien. Lleva una progresión muy buena, pero una lesión te impide entrenar como debes y poder cumplir objetivos. El atletismo no son matemáticas puras, pero casi.

¿Cree que Fernández podrá pelear por las medallas en el futuro?

-Está ya a un nivel muy bueno y es lo mismo que Adrián, un atleta joven y con gran proyección. Lo que ocurre es que a los campeonatos del mundo viene lo mejor de lo mejor. No regalan nada.

¿Son actualmente Adrián Vallés y Sergio Fernández las mayores promesas del atletismo nacional?

-Los dos son campeones de España en su modalidad, han venido al Mundial y tienen mucha progresión. Diría que, en estos momentos, Adrián y Sergio son los referentes de cara al futuro.

A raíz del oro de Gatlin, ¿apoyaría las sanciones de por vida por dopaje?

-Totalmente. Estás compitiendo con mucha ventaja contra tus rivales y esto es un deporte limpio. Las sanciones tendrían que ser tajantes y en todos los deportes. Con las mismas sustancias, a unos les meten seis meses de sanción y en el atletismo te meten dos años. Deberían endurecer las sanciones y así la gente las respetaría.

¿Habrá otro Bolt en el futuro?

-Es complicado, pero si no es en los 100 metros, podría ser en otras disciplinas. El atletismo necesita que haya gente de estos niveles, porque esto hace que la gente hable y conozca el atletismo.

las claves

“Es duro quedarte fuera. Estar en la final significa ser uno de los doce mejores del mundo y nos quedamos con la miel en los labios”

“Adrián Vallés compitió excelentemente. Ganó 10 puestos. Te quedas con el regusto amargo, pero hay muchos años por delante”

“Los 6 metros son palabras mayores, pero hay que seguir trabajando. Nuestro objetivo es atacar el récord de España (5,81) en dos años”

Herramientas de Contenido