Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Estella-Lizarra | Previa Día del Niño

Aquellos años de Corporación infantil

Los alcaldes y alcaldesas txikis de hace 10, 20, 30 y 38 años (la primera) recuerdan hoy, en el día del niño, aquel momento en el que fueron protagonistas de las fiestas

Un reportaje y fotografía de Ana Lumbreras - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El alcalde y las alcaldesas txikis Ana Vergarachea (en 1979), Jorge Ripa (en 1987) y Elizabeth Ciordia (en 1997).

El alcalde y las alcaldesas txikis Ana Vergarachea (en 1979), Jorge Ripa (en 1987) y Elizabeth Ciordia (en 1997).

Galería Noticia

El alcalde y las alcaldesas txikis Ana Vergarachea (en 1979), Jorge Ripa (en 1987) y Elizabeth Ciordia (en 1997).Jorge Ripa, tras encontrar el haba en el rosco en 1987.Ana Vergarachea en 1979.Nuria Sancho, prendiendo la mecha en 2007.Elizabeth Ciordia en 1997.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

“Después de comer nos vinieron a buscar para ir a la plaza de toros en un carruaje de caballos” ANA VERGARACHEA “Fue la primera o la segunda vez que se elegía con un haba oculta en un rosco” jorge ripa “Quería seguir comiendo el rosco y hasta que el compañero de al lado no avisó nadie se enteró” elizabeth ciordia

El Día del Niño es muy especial para la corporación infantil, que disfruta de una jornada dedicada a los pequeños durante las fiestas: el lanzamiento del cohete, salida en corporación desde el ayuntamiento, comida, actos taurinos infantiles y mucho más. Años después, varios exalcaldes y alcaldesas txikis siguen recordando con cariño ese día en el que estuvieron al mando de la ciudad: Ana Vergarachea (la primera, en 1979), Jorge Ripa (1987);Elizabeth Ciordia (1997) y Nuria Sancho (2007).

la primera alcaldesa txikiHace 38 años Ana Vergarachea García lanzaba el cohete txiki de Estella-Lizarra con más público que nunca. Y es que, ella tuvo el honor de ser la primera alcaldesa txiki de la ciudad del Ega, en 1979. “No se me olvidará nunca esa perspectiva desde el balcón del ayuntamiento con tanta gente allí reunida, incluso más que en el cohete”, cuenta ahora emocionada. Ese primer año, la elección de la alcaldesa se hizo mediante votación: primero una entre los compañeros de clase y otra en el ayuntamiento entre los representantes de cada colegio. En la casa consistorial, cuenta, “todos los chicos votaron a José Manuel Beldarrain y las chicas a mí, así que hubo empate”. Para desempatar hubo otra votación, en la que, explica, un chico la votó y por eso ganó.

Entre los actos de aquel día, Vergarachea destaca un paseo en un carruaje tirado por caballos. “Comimos en La Cepa y nos vinieron a buscar ahí para ir hasta la plaza de toros en la carroza”, describe. Allí, dieron una vuelta al ruedo y presidieron la actuación del bombero torero. La primera alcaldesa txiki concluye que fue “un día muy muy especial, tanto para mí como para mi familia”.

HACE 30 añosEn las fiestas del año 1987, Jorge Ripa Zudaire cogía el micrófono de un locutor de radio, por error, para decir unas palabras antes de prender la mecha del cohete. “Vi a un hombre agachado debajo mía que me sujetaba un micrófono, así que lo cogí para dirigirme a los que me escuchaban desde la calle, pero obviamente no estaba conectado a ningún altavoz”, recuerda ahora Ripa entre risas.

Como anécdota, lo hizo desde el edificio de los antiguos juzgados debido a que el ayuntamiento por aquel entonces estaba en obras, pero fue un momento sin duda “muy especial”. Su elección se hizo, como se sigue haciendo hoy día, con un haba oculta en el rosco, nada de votaciones: el que la encuentra es el alcalde o alcaldesa. “Era la primera o segunda vez que se hacía así”, recuerda este estellés.

HACE 20 añosEn 1997 le tocó a Elizabeth Ciordia Ruiz ser la protagonista del día de los txikis. “El momento que más recuerdo es cuando encontré el haba en el rosco, y la ilusión que me hizo”, narra. Confiesa, no obstante, que cuando vio el haba no mostró su alegría: “Quería seguir comiéndome el rosco y hasta que el compañero de al lado no avisó, nadie se dio cuenta”. Ciordia asegura, dos décadas después, que “poder disfrutar de ese día en las fiestas de tu pueblo es algo muy bonito”.

hace 10 años Nuria Sancho Sembroiz temía por si la mecha del cohete no se encendía aquel 7 de agosto de 2007. “Fuimos en la procesión con la alcaldesa, todo el ayuntamiento y la policía, y yo me preguntaba a ver qué pintaba ahí. Me dio un poco de vergüenza”, confiesa Sancho. Por otro lado, admite que se le pusieron “los pelos de punta” cuando todos estaban pendientes de que lanzase el cohete y que “estaba súper emocionada”.

compartiendo recuerdosVergarachea y Ripa como primer deseo de alcaldesa y alcalde solicitaron “un polideportivo” para la ciudad del Ega. Diez años después, Ciordia ya tenía el polideportivo construido, por lo que, dice, “a mí no me hizo falta pedirlo”. Todos coinciden en que fue un día muy especial del que disfrutaron muchísimo. Entre otras cosas, porque recibieron fichas para las barracas que, como críos, agradecieron. Una experiencia que, sin duda, recuerdan y recordarán.