El chavismo escenifica el apoyo de los militares y la fortaleza del régimen

A pesar de los intentos de ofrecer una imagen de control, no hay señales de distensión de la crisis

Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Simpatizantes del Gobierno venezolano se concentraron ayer en una plaza de Caracas para dirigirse hacia el Parlamento.

Simpatizantes del Gobierno venezolano se concentraron ayer en una plaza de Caracas para dirigirse hacia el Parlamento. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Simpatizantes del Gobierno venezolano se concentraron ayer en una plaza de Caracas para dirigirse hacia el Parlamento.

CARACAS- Cientos de militares venezolanos uniformados y con armamento de guerra se presentaron ayer ante la televisión pública acompañados del ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, para rechazar el “ataque” que sufrió este domingo un cuartel militar y subrayar la unidad castrense.

El batallón de oficiales apareció 24 horas después del asalto a uno de sus principales cuarteles con trajes de combate, camuflados, con fusiles, tanques de guerra, formados sobre un terrero del complejo militar Fuerte Tiuna, en Caracas.

Padrino, que encabezaba la unidad junto al Estado Mayor militar, pidió unión a las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana (FANB) y al pueblo venezolano ante el asalto registrado ayer en la base militar en el estado de Carabobo (centro-norte del país) y donde los insurrectos robaron algunas armas.

“Llamo a la unión nacional, a repeler, a rechazar con contundencia, con firmeza, con convicción, con espíritu patriótico, a rechazar todos estos actos viles, traicioneros, cobardes que están perpetrándose contra la patria de Simón Bolívar”, dijo a través de la cadena estatal VTV.

Padrino afirmó que la investigación sobre los hechos ya ha arrojado algunos resultados y agradeció la colaboración de los diferentes cuerpos de seguridad.

“Es increíble y sorprendente la reacción. Hay que hacerle un reconocimiento a todos los organismos de seguridad ciudadana, del Estado venezolano que están aportando ya resultados en la investigación”, indicó.

Antes de ayer una veintena de efectivos castrenses llevó a cabo un asalto a una base militar venezolana, que se dio a conocer mediante un vídeo en el que aparecía el grupo de hombres vestidos de uniforme militar y con armas largas.

Para Padrino “el hecho constituye la comisión de los delitos militares de traición a la patria y ofensa” a la Fuerza Armada, entre otros, por lo que afirmó que este grupo “y sus copartícipes” habían sido declarados como “enemigos de la patria, enemigos de la FANB, enemigos del pueblo de Venezuela”, recalcó.

En los últimos meses varios uniformados han sido detenidos por la Contrainteligencia Militar venezolana por formar parte de supuestos planes de insurrección y se abrieron investigaciones a dos oficiales generales, pese a lo cual las autoridades reiteraron el respaldo firme de la FANB al Gobierno.

El ministro de Defensa actualizó la información relativa al “acto terrorista” contra el cuartel de Fuerte Paramacay, “en contra de la 41 Brigada Blindada del Ejército Bolivariano”. El asalto se saldó con tres heridos, uno de ellos en estado crítico, y varios detenidos, entre ellos uno de los supuestos cabecillas, el primer teniente Oswaldo José Gutiérrez Guevara.

Caguaripano, expulsado en 2014 de las Fuerzas Armadas “por medida disciplinaria” y vinculado al golpe de estado de 2002, logró huir, al igual que García Dos Ramos, que habría facilitado información a los rebeldes sobre el funcionamiento interno de la base. Recibió a cambio “una importante suma de dinero”, aseguró Padrino, ministro de un Gobierno para quien la acción tuvo como último objetivo “empañar” los avances del chavismo “en la restitución de la paz”.

Padrino apuntó que las “investigaciones iniciales” han determinado que la intención inicial del grupo era perpetrar el asalto antes de la votación para elegir a la Asamblea Nacional Constituyente.

HABLA EL NUEVO FISCALEl nuevo fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, dijo ayer que buscará “restablecer la paz ciudadana” y que promoverá la justicia con equidad, al tiempo que señaló que la exfiscal Luisa Ortega Díaz fue “cómplice” de la violencia en el país durante los últimos cuatro meses, tiempo en el que se ha desarrollado una ola de protestas contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En su opinión, la actitud de Ortega atentó “contra la paz de la república”. Según Saab, cada declaración que ofreció la exfiscal durante ese tiempo causó “un grave daño a la institucionalidad democrática” del país y colocó en peligro “la paz ciudadana”. Dijo que cada vez que Ortega Díaz aparecía lo que hacía era “echarle leña al fuego”.

“Cuando el país buscaba un punto de acuerdo aparecía la señora exfiscal para prácticamente prender de sangre, de gasolina al país”, aseguró Saab , que dijo que desde su puesto tratará de lograr el equilibrio, promoverá “la justicia con equidad, los derechos humanos” y trabajará por “la paz ciudadana”.

El representante del Ministerio Público indicó que su función será “mejorar” y “avanzar”, así como recuperar la “credibilidad de la institución”, que a su juicio, se perdió en “los últimos tiempos”.

MADURO BUSCA JUSTIFICARSE El presidente venezolano se jactó de haber evitado con el nuevo ingreso en prisión de Leopoldo López el asesinato del opositor más emblemático del chavismo, que se encuentra de nuevo en su vivienda, sometido a arresto domiciliario bajo elevadas medidas de seguridad, menos de una semana después de que fuese encarcelado en una prisión militar. “La extrema seguridad con la que manejamos la seguridad de este señor evitó que eso sucediera. Lo estoy diciendo por primera vez: a Leopoldo López lo iban a matar”, aseguró en su alocución. Asimismo, Maduro acusó a la UE de actuar con una “marcada parcialidad” y con “total desconocimiento”. - Efe/E.P.

el relato chavista

Sobre la exfiscal Ortega. Su sustituto le acusó de “cómplice” de la violencia durante los cuatro últimos meses.

Sobre Leopoldo López. De nuevo bajo arresto domiciliario tras unos días otra vez en prisión, Nicolás Maduro dijo que a Leopoldo López lo iban a asesinar, tratando de justificar como una acción preventiva el reingreso en la cárcel de López.

ciberataque

‘hackean’ webs del gobierNO

Instan a salir a la calle. Las páginas web de varias instituciones públicas de Venezuela fueron pirateadas por hackers identificados como The Binary Guardians, que desde esas páginas pidieron protestar contra el Gobierno de Maduro. “Nuestra lucha es digital. Tú trancas las calles y nosotros las redes”, dice el mensaje que se lee al abrir los sitios en internet del Consejo Nacional Electoral (CNE), el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), entre otras. “Hoy más que nunca te necesitamos, soldado. Estaremos luchando por los derechos de TODOS a través de las redes, ustedes, pueblo valiente, ¡A SALIR A LAS CALLES!”.