Mesa de Redacción

Un consuelo inútil

Por Joseba Santamaria - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El paso del tiempo forma parte de la vida de cada uno, la conforma y la modifica poco a poco. No sólo físicamente, sino también racionalmente. La capacidad de análisis, la toma de decisiones, las convicciones, la formación del criterio que lleva a la opinión o la simple observación de lo que ocurre alrededor de cada cual se contempla con argumentos y ojos diferentes. Debe ser eso lo de hacerse mayor. Leía este pasado domingo un reportaje en el que varios importantes científicos mostraban su convencimiento en la existencia de otras formas de vida en el espacio exterior infinito. Es un tema que siempre atrae la lectura, supongo que porque abre puertas a un mundo desconocido y a unas fronteras inalcanzables en las cuales todo es tan posible como imposible. Y al poco rato vi otra información que relataba el encuentro de 45 cadáveres de niños y niñas en una casa de México que habían sido sometidos a operaciones para estirparles órganos destinados a ese macabro mercado negro de la vida. Qué mierda de mundo, me dije, que busca vida allí donde sólo existe el infinito desconocido y asesina sin límites aquí mismo donde la vida es real. Incluso barajé la posibilidad de que la noticia fuera una más de esas miles de noticias falsas que inundan las redes sociales. Pero aun así me convencí de que ya ni siquiera era importante averiguar si era cierta o no -y parece que lo es-, porque era absolutamente creíble. Dudo que si hay otras vidas por esa inmensidad sean capaces de hacer el mal que seres humanos hacen a otros seres humanos. Fue un consuelo tan pequeño como inútil.

Últimas Noticias Multimedia