Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La Policía Foral detiene a dos personas por amenazas en Marcilla y en Cortes

También ha practicado otros dos arrestos en Villava y Tafalla a dos personas que contaban con órdenes judiciales de búsqueda, detención y personación

D.N. - Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 12:02h

Un agente de Policía Foral realizando una detención.

Un agente de Policía Foral realizando una detención. (Cedida)

Galería Noticia

  • Un agente de Policía Foral realizando una detención.

PAMPLONA. Agentes de la Policía Foral adscritos al Grupo de Protección y Atención Ciudadana de Tafalla, han detenido recientemente en Marcilla a un vecino de la localidad como presunto autor de un delito de amenazas.

Los hechos se produjeron en el propio consultorio. Tras recibir la amenaza, el personal médico se desplazó hasta la comisaría de Policía Foral en Tafalla para interponer la correspondiente denuncia. Por todo ello, se detuvo al presunto autor S.L., de 33 años y que cuenta con numerosos antecedentes. Se ocupa de las diligencias el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Tafalla, que instruye la causa.

Además, agentes del Grupo de Policía Judicial de la comisaría de Tudela, han detenido a un vecino de Cortes de origen argelino, M.L. de 44 años por un presunto delito de amenazas graves con arma blanca.

Los hechos ocurrieron cuando la víctima, un hombre de 29 años de la misma nacionalidad que el presunto autor y que trabajaba para él de manera irregular, le reclamó el dinero que éste le adeudaba como contraprestación a los trabajos realizados. El detenido le amenazó con un cuchillo de grandes dimensiones haciéndole huir obligándole a refugiarse en un comercio de la localidad desde donde llamó a la Policía Foral.

Detenidos por orden judicial

Por otra parte, en los últimos días se ha detenido a dos personas por pesar sobre ellas sendas órdenes judiciales de búsqueda, detención y personación.

En Villava, una patrulla de seguridad ciudadana se desplazó hasta una plaza de la localidad, donde un grupo de jóvenes se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas y molestando a los vecinos con gritos y ruidos.
Los policías identificaron a los jóvenes y detectaron que uno de ellos, vecino de Sarriguren de 20 años y con numerosos antecedentes, contaba con una orden judicial de detención.

En Tafalla, agentes de Policía Foral adscritos a esa comisaría detuvieron también a un vecino de la localidad de 21 años, por una orden de búsqueda, detención y personación. Fue localizado en su propio domicilio.

Herramientas de Contenido