Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Atarrabia Sostenible enseña a la juventud la fauna nocturna

En la segunda edición de esta cita, 30 menores de la localidad liberaron dos autillos e hicieron noche en Egulbati

Martes, 8 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El campamento arrancó con la suelta de dos autillos.

El campamento arrancó con la suelta de dos autillos. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

  • El campamento arrancó con la suelta de dos autillos.

villava- “Vamos a dormir en un hotel con millones de estrellas”, decía el técnico de Juventud Joseba Amigorena en el arranque de la 2ª edición de una cita organizada para familiarizar a la chavalada de Villava con la fauna nocturna e invitarles a que pierdan el miedo a todo aquello que hace ruido pero no se ve.

30 jóvenes, acompañados por cuatro monitores, se dieron cita el viernes en las faldas del monte Ezkaba en esta iniciativa de Atarrabia Sostenible Iraunkorra. Para comenzar soltaron dos ejemplares de autillo, la menor de nuestras rapaces nocturnas. 100 gramos de ave que, como explicó el responsable del centro de recuperación de fauna de Ilundáin, gracias a su plumaje se mimetiza con las ramas en las que se posa hasta casi desaparecer. Pese a su tamaño, cuando el frío aprieta el autillo vuela hasta el África subsahariana, donde pasa el invierno antes de su regreso. Un viajero de envergadura.

Una vez liberados estos dos pequeños de largo recorrido y costumbres nocturnas, la expedición partió hacia el paraje de Egulbati, en el Valle de Egüés, donde hicieron noche. Acompañados con una tablet que añadía imágenes y sonidos a la explicación, los monitores fueron poniendo a los jóvenes en situación. Y les invitaron a hacer oído. Primero con los sonidos más reconocibles;el arrollo, el viento meneando las copas de los árboles, etc. Y después tratado de identificar a las posibles criaturas que pasean por la noche con la certeza de no ser vistas. Zorros, jabalíes o corzos entre los mamíferos;el autillo, el búho real, el cárabo, la lechuza, el búho chico y el mochuelo como dignos ejemplares de las rapaces nocturnas que aquí habitan. También el chotacabras (otro pájaro de hábitos nocturnos), los murciélagos y su ecolocalización similar a un sonar de submarino, insectos como las luciérnagas y sus diferentes tipos en función de sus pulsos de luz, el escarabajo sanjuanero, grande y naranja, que también vuela de noche, o distintos tipos de polillas: El gran pavón (la mayor de Europa, del tamaño de una mano), la mariposa isabelina o la esfinge de la calavera, que ilustra el cartel de El Silencio de los Corderos.

Todo para poner en valor la riqueza y la biodiversidad de nuestro entorno. El conocimiento del medio ambiente como mejor baza para respetar el medio ambiente. - M.B.

Herramientas de Contenido