una nueva franquicia de la MLS de eeuu

Vela se marcha en enero

La Real anuncia un acuerdo con un club de la MLS, Los Ángeles FC, donde jugará el maya a partir de 2018 después de haber rechazado una oferta de renovación

Mikel Recalde - Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Iñigo Martínez y Carlos Vela saltan al campo del José Luis Orbegozo para completar el entrenamiento de ayer.

Iñigo Martínez y Carlos Vela saltan al campo del José Luis Orbegozo para completar el entrenamiento de ayer. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Iñigo Martínez y Carlos Vela saltan al campo del José Luis Orbegozo para completar el entrenamiento de ayer.

Donostia- Carlos Vela afronta sus últimos meses en la Real. El club txuri-urdin anunció ayer, cerca de las 20.30 horas, un acuerdo para ser traspasado “a un club de la MLS” en el mercado de invierno. Aunque no lo quisieron confirmar, el destino será Los Ángeles Football Club, una nueva franquicia que comenzará a competir en la liga a partir de febrero, lo que explicaría el momento de su marcha después de una exitosa cruzada de seis temporadas en Anoeta.

Tal y como informó ayer este periódico, el futuro de Vela apuntaba a América al considerar que había acabado su periplo en Europa. Esto es concretamente lo que les manifestó mediada la pasada temporada a los gestores blanquiazules. Considera que está ya cansado de jugar en el Viejo Continente, donde aterrizó hace doce temporadas cuando solo era un imberbe de 17 años.

La Real llegó a plantearle la posibilidad de que renovara su contrato. El futbolista se negó, aunque aclaró que antes de viajar a Estados Unidos no iba a defender otra camiseta que la txuri-urdin. En este escenario, Aperribay y Loren viajaron a principios del mes pasado para mantener varias reuniones con distintas franquicias de la MLS. Finalmente, la más interesada fue la de Los Angeles Football Club, que incluso desembolsará una cantidad de dinero no demasiado elevada, que no superaría los cinco millones de euros. No se puede pasar por alto que a partir del 1 de enero, Vela ya tendría plena libertad para negociar con el equipo que quisiera, por lo que tampoco se podía esperar que se recuperase gran parte de la inversión que acometió la Real en tres años (unos quince millones) para acabar haciéndose con el 100% de sus derechos federativos.

La continuidad de Vela no implica que se cierre la puerta a Ángel Correa. Su llegada estaba apalabrada, pero la sentencia del TAS prohibiendo fichar al Atlético en este mercado de verano convierte en muy complicada su salida. En este caso no se puede descartar que, cuando en enero se vaya Vela e incorporen a Vitolo y Diego Costa, recale en Anoeta si no se cruza un rival más poderoso con una oferta superior.

carta de despedida

de carlos vela


Llegué el 16 de agosto de 2011 prestado a la Real Sociedad y el 17 de julio de 2012 confirmé mi traspaso definitivo sin que me cupiera la menor duda, llegaba y me consolidaba con un gran club. Gracias a esto he vivido seis años inolvidables en una de las mejores ciudades del mundo.

Agradezco de especial manera a TODOS los que forman la directiva y empleados de este club que desde siempre me recibieron con un gesto amable y con una sonrisa en la cara, en especial a Jokin Aperribay;a los distintos cuerpos técnicos que tuve durante este tiempo y a los que están ahora, a los excelentes compañeros de taquilla en todo este tiempo y a esta afición que siempre me mostró su mejor cara y un apoyo incondicional. A mi familia, mi más profundo agradecimiento por su amor, dedicación y respaldo en mis decisiones.

A todos estos les digo: He tenido la gran fortuna de ser buscado por varios clubes este verano, todos ellos de gran jerarquía. Por el gran cariño y respeto a esta camiseta blanquiazul, me comprometo a jugar estos seis meses dando lo mejor de mí, con el firme propósito de ayudar al equipo en todas y cada una de las competencias que tenemos, ya sea dentro o fuera del campo.

Esto es un simple y humilde agradecimiento a todos ustedes, porque sigo aquí portando el número once hasta el último partido de 2017. ¡Siempre txuri-urdin!