“Con el actual Gobierno de Navarra se ha producido un avance democratizador”

El secretario general adjunto de LAB reconoce que se ha terminado con la discriminación en Navarra
El sindicato se movilizará contra el TAV en otoño

Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Igor Arroyo, en una movilización en Pamplona.

Igor Arroyo, en una movilización en Pamplona. (Foto: Javier Bergasa)

Galería Noticia

Igor Arroyo, en una movilización en Pamplona.

Pamplona- El secretario general adjunto de LAB, Igor Arroyo, cree que con el actual Gobierno de Navarra “se ha producido un avance democratizador importante de la vida política y social” y “se ha terminado con el apartheid respecto a determinados sectores políticos o culturales”. “Ha terminado esa marginación y ese desprecio al que se sometía a determinados sectores sociales y también a organismos como LAB y ELA por parte del Gobierno”, señaló Arroyo, quien considera que “existe una disposición a mantener canales de comunicación abiertos”, si bien “echamos en falta que haya más acuerdos”.

El dirigente sindical, en una entrevista concedida a Europa Press, hace repaso al momento laboral y sobre todo político. Y lo hace desde una presentación sindical creciente, si bien su central se mantiene todavía como la cuarta de Navarra. Arroyo, portavoz de LAB en Navarra, también resaltó el “cambio radical” en la “actitud” del Gobierno hacia la cultura vasca, así como el “reconocimiento a las víctimas del Estado y del 36”, los “avances” en los derechos sexuales y reproductivos” y la “mayor inversión económica en las políticas sociales”.

Sin embargo, opinó que en materia económica “el cambio está siendo muy limitado” y consideró “inexplicable” que se siga manteniendo el Consejo de Diálogo Social. En su opinión, “no se está planteando un nuevo modelo económico y social”, sino que “se está siguiendo en buena medida las políticas económicas que se venían ejerciendo en Navarra”.

En este sentido, señaló que la reforma fiscal del Ejecutivo navarro “ha sido demasiado tímida” porque “las rentas del capital siguen pagando demasiado poco” y reprochó que en la Administración “no se haya abordado una reforma democrática de calado, la negociación colectiva sea muy limitada, no haya habido nuevas inversiones y las OPE que han salido hayan sido demasiado cortas”.

Para el representante de LAB, “se está haciendo una lectura demasiado autocomplaciente” respecto a la situación económica actual en Navarra. “En los últimos años no ha habido cambios de calado en la estructura productiva, sino que el empleo que se está generando y el incremento de la actividad económica viene determinado por un ascenso de la economía pero a nivel más general”, indicó. “Esto no quiere decir de ninguna manera que se haya superado la crisis”, aseguró Arroyo, que cree que “esta recuperación es momentánea pero la crisis estructural que se inició en 2007 pervive porque pervive la crisis energética, los límites estructurales al crecimiento y la competencia entre los diferentes bloques económicos que impulsa una huida hacia adelante por la bajada de los salarios en nombre de la competitividad”. “Este alivio momentáneo para mucha gente, que no para el conjunto, debería emplearse para repensar todo lo que es la actividad económica”, afirmó.

El peso de Geroa Bai, un frenoPor otro lado, Igor Arroyo aseguró que Geroa Bai tiene “un peso excesivo” en el cuatripartito que sostiene el Gobierno de Navarra que “está condicionando en gran medida las políticas que se desarrollan por parte del Gobierno”. “Geroa Bai es una minoría dentro de ese bloque del cambio pero, en lo que se refiere a temas como el TAV, la política económica o el Consejo de Diálogo Social, actúa de freno a las propuestas de cambio que se hacen desde el ámbito sindical y que también están sosteniendo partidos políticos de este bloque del cambio. Un gran hándicap que debe solventarse con un giro a la izquierda dentro del cuatripartito”, planteó el sindicalista.

Con respecto a la labor de la oposición, destacó que “ha quedado patente que aquellos que estaban unidos en la gestión excluyente y antisocial de tres décadas en Navarra”, se han unido “en una labor de oposición de acoso y derribo al Gobierno”. Así, el dirigente de LAB acusó a UPN, PSN y PPN de tratar de “generar un clima de crispación respecto al Gobierno pero con escaso éxito”. En su opinión, “la gente no quiere volver al pasado”, sino que “está pidiendo profundizar más en esa línea del cambio” en temas sociales, económicos y laborales “pero también en el tema lingüístico”, donde “sigue existiendo ese veto que marca la Ley del Vascuence”.

“Ha habido un cambio radical en la actitud del Gobierno hacia las víctimas del 36”

“Asistimos a un claro cambio en la correlación de fuerzas sindicales de Navarra”

“La reforma fiscal ha sido muy tímida: las rentas de capital siguen paga

cerrar el consejo del diálogoPor otra parte, el dirigente de LAB se refirió al Consejo de Diálogo Social, que calificó como “un pago a la patronal” por parte del Gobierno de Navarra. Arroyo criticó que se “mantenga un órgano con el 49% de la representación sindical, que no tiene efectividad y no tiene agenda de acuerdos ni incidencia real” que “ha sido utilizado para favorecer a determinados sindicatos de manera ilegítima a la competencia sindical”.

“Es necesario cerrar una etapa que ha sido bastante triste y estéril para abrir otra etapa en las relaciones laborales donde entre todos los agentes discutamos sobre contenidos concretos, sin condiciones ni requisitos previos”, reivindicó.

Sin embargo, criticó que el Ejecutivo foral “sigue empeñado en que el conjunto del Plan de Empleo se tramite en el Consejo de Diálogo Social”, razón por la que LAB ha decidido no llevar sus propuestas a este órgano pero sí remitirlas a los grupos políticos para que “traten de introducirlas” durante el trámite parlamentario.

Para Arroyo, el Plan de Empleo “es un brindis al sol” porque “confía demasiado en la coyuntura económica que prevé favorable para los próximos años”, pero “no aborda medidas concretas como sería el reparto de empleo mediante la aplicación de la jornada laboral de 35 horas o la dignificación del empleo mediante el establecimiento del un Salario Mínimo Interprofesional en Navarra de 1.200 euros”.

También abordó Arroyo la negociación entre el Gobierno de Navarra y el Estado con respecto al TAV que ha calificado como “un gran error estratégico” porque “se está fiando el desarrollo económico de Navarra a unas infraestructuras de dudosa utilidad pública tanto a nivel social como económico”. Una infraestructura que “supone una hipoteca para Navarra puesto que, si bien la financiación corre a cargo del Estado, no hay que olvidar que en la balanza de pagos entre Navarra y el Estado es Navarra la que mediante el cupo está también pagando esa infraestructura”.

Para Arroyo, en vez de esa inversión “debería plantearse otra serie de inversiones estructurales encaminadas a los servicios públicos” y anunció la convocatoria de movilizaciones en otoño para “tratar de frenar esa decisión”.

menos fuerza de UGT y CCOOEn otro orden de cosas, Arroyo aseguró que se está produciendo un “claro cambio en la correlación de fuerzas en el panorama sindical”. Así, ha destacado que LAB ha pasado “del 12% a más del 15%” y que la suma con ELA “ya está por encima del 37%”;mientras que UGT y CCOO “han pasado del 56% al 49%”.

En su opinión, “es evidente que la representación de UGT y CCOO estaba inflada en Navarra” debido a “una política para favorecer” a estos sindicatos que ha provocado, ha dicho, “una competencia desleal respecto a LAB y ELA”. “Cuando eso se ha resquebrajado y como consecuencia de la crisis muchos trabajadores han valorado mejor la línea reivindicativa de LAB que la actitud de UGT y CCOO, hemos visto como lentamente pero de manera clara se está dando un cambio en la correlación de fuerzas”, remarcó. Destacó, además, el trabajo en común con otros agentes sociales y sindicales, en concreto, con ELA. Una “alternativa sindical importante” que, según indicó, “va en crecimiento, está comiendo cada vez más terreno a UGT y CCOO y puede abrir nuevas posibilidades de cara a los próximos meses”. - D.N.