Demandan que Bruselas retire 40.000 toneladas de fruta

La Unión de Uniones de Agricultores y ganaderos reclama al Gobierno y a la Comisión Europea más ayudas por el veto ruso

Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los productores de melocotones reclaman más ayudas.

Los productores de melocotones reclaman más ayudas. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Los productores de melocotones reclaman más ayudas.

MADRID- La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se reunió ayer con representantes del Ministerio de Agricultura de cara a que el Gobierno actúe ante la Comisión Europea para que ante la caída de precios en los melocotones y nectarinas, se apliquen los mecanismos europeos previstos para períodos de perturbación grave de mercado, que se traduzcan en ayudas financieras.

La Unión de Uniones subraya que los precios percibidos por los productores en las últimas cuatro campañas han comportado una crisis económica de gran magnitud entre los agricultores de las zonas productoras, y reclama la aplicación del mismo sistema de ayudas que recibió el sector de la leche en 2016. La situación comenzó con una mala campaña en 2014, que se agravó coincidiendo con la prohibición de las importaciones de frutas y hortalizas establecida ese año por el Gobierno ruso, ahora ampliada con las barreras fitosanitarias.

La consellera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Meritxell Serret, se unió a estas demandas y pidió al Ministerio de Agricultura que contacte con la Comisión Europea para que acepte aumentar la cuota de retirada de fruta de hueso en al menos 40.000 toneladas con el objetivo de revertir la crisis de precios del sector.

Serret defendió que esta decisión debe adoptarse “de la manera más rápida y con la máxima celeridad”. El director general de Afrucat, Manel Simon, coincidió en exigir “celeridad”. Del mismo modo, advirtió de que si se deja pasar el mes de agosto se perderá la campaña.

Según explicó Simon, desde el inicio de julio se ha descompensado el equilibrio entre oferta y demanda en el sector, con la consecuente acumulación de stocks y una caída de los precios a niveles “insostenibles”. Por ello, reclamó que se reconozca que en la actualidad existe una “perturbación del mercado” y que “el veto ruso no se ha acabado”. - E.P.