El amor a los hijos

Por Luis Beguiristain - Miércoles, 9 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Hay algunas personas que si te oyen decir las palabras “radio nacional” se les revuelven las tripas. Yo no pertenezco a ese grupo. Muchas veces como solo y un poco tarde, escuchando la radio. Los sábados, entre las tres y las cuatro de la tarde, suele haber un programa que toca diferentes temas con la máxima seriedad y aporte de datos. Hoy estaba escuchando ese programa, y trataba sobre el estudio científico acerca del cambio climático. Ya, antes de la primera guerra mundial, un científico se dio cuenta de que las emisiones de la era industrial podían influir en el calentamiento del planeta, mediante el CO2, y debió hacer alguna predicción de que se podría notar hacia el año 2000. Nadie lo tomó en serio, pero ahora, cuando los estudios de las comprobaciones reales son mucho más precisos que entonces, se ha llegado a la conclusión de que ese tema ya no tiene lugar a dudas, y la ciencia se centra más en qué posibilidades existen para poder compensar ese drama, buscando soluciones que puedan ser viables. Al escuchar este programa, pensando en las repercusiones hacia el futuro, me ha venido la inspiración de que podía escribir sobre este tema. Yo no tengo hijos, por eso suelo comer solo, un poco tarde y escuchando la radio. Mi primera reflexión es ésta: el noventa por ciento de las personas que consideramos ricas, no dirían “el amor a los hijos”, sino “el amor a mis hijos”. La película El Padrinoes considerada como una de las clásicas, y lo que más aporta como mensaje social es precisamente esto, que la familia es todo para el padrino y por la familia se puede matar a los enemigos, aunque al final mueran, también, aquellos seres tan queridos. Conclusión: un enfoque equivocado de la vida atrae mucho dolor. Así, pues, ¿qué son los hijos? Cuando uno supone que ha vivido muchas vidas, y que todavía vivirá muchas más, en el pasado ha podido tener hijos que ahora son seres próximos, y en el futuro cree que volverá a tenerlos, pero en esta vida, en concreto y por lo que sea, le toca vivir una experiencia sin hijos biológicos ni adoptados. Entonces, ¿qué son los hijos? ¿Qué es el amor a los hijos? Los hijos, supone, que cualquier ser en el pasado pudo ser tu hijo, y cualquier ser que tienes ahí delante podrá ser tu hijo en una futura vida. Entonces, repito, ¿qué es el amor a los hijos? Cada uno tiene inteligencia suficiente como para poder sacar sus propias conclusiones. Para aquellas personas en que sus hijos son todo, su raza es todo, la tierra en la que ha nacido y cree poder considerarla de su propiedad es todo, y todo lo demás no cuenta, porque él no quiere contar con lo que llamamos: “Dios creador del universo y los seres”, para ese señor la expresión “los hijos” no existe, solamente existen: “sus hijos”. Pobre persona, tendrá que sufrir mucho, a lo largo de las vidas, hasta que aprenda a modificar esa expresión: “los hijos son mis hijos”.