ciudadanos que no trabajan ni buscan empleo

El número de personas inactivas desciende en Navarra y crece en el Estado

La población que no trabaja ni busca empleo baja en 21.400 personas en un año en la Comunidad Foral
Este colectivo en España se acerca a 16 millones y marca récord trimestral

Jueves, 10 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

La población inactiva masculina, la que más creció.

La población inactiva masculina, la que más creció. (Oskar Montero)

Galería Noticia

La población inactiva masculina, la que más creció.

pamplona- El número de personas inactivas, es decir, que no trabaja ni busca empleo, aumentó en el último año en casi 300.000, hasta rozar los 16 millones y marcando un máximo histórico para un segundo trimestre.

En cambio, en Navarra la cifra de inactivos disminuyó, pasando de 223.400 personas a 212.000, bajando a su vez el número de estudiantes, jubilados o personas dedicadas a las labores del hogar.

Los últimos datos relativos al segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) detallan que son 15.901.500 las personas inactivas en España, una cifra que, si bien disminuyó en 13.200 respecto al trimestre anterior, se incrementó en casi 300.000 en el último año.

De esta forma, el número de inactivos se sitúa muy cerca de los 16 millones de personas al alcanzar la segunda mayor cifra registrada en la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), por detrás de los 15.914.700 del primer trimestre del año.

En la comparativa interanual, más correcta al tratarse de periodos comparables, se refleja un incremento del 1,74 % del número de inactivos en el segundo trimestre, el mayor desde el año 1984.

La mayor parte de los inactivos en España y en Navarra son mujeres (9,2 millones y 121.200 respectivamente). Aunque el número de españolas inactivas se incrementó en 100.000 personas, son los hombres, con un total de 6,6 millones, los que más inactivos sumaron en el último año, casi 200.000 más.

El número de inactivos se incrementó en el último año en todos los tramos de edad, menos entre los de 25 a 29 años, 40 a 44 años y 55 a 59 años. No obstante, los mayores incrementos los experimentaron los mayores de 65 años, que sumaron 140.000 inactivos desde junio de 2016, lo que responde a las personas que dejan de trabajar al jubilarse.

Así, atendiendo a la clase de la inactividad, en el último año se incorporaron 153.500 personas por jubilación o prejubilación, a las que habría que añadir 65.000 más por incapacidad permanente.

También se incrementó en 22.100 el número de inactivos por motivos de estudios, y es que entre la población de 16 a 24 años pasaron a la inactividad más de 30.000 personas en el último año.

Además del incremento de los incapacitados y jubilados, destacó el aumento del número de inactivos que se dedican al cuidado de niños, adultos enfermos, incapacitados y mayores, con 97.800 más en el último año.

No obstante, aunque el número de inactivos que habían tirado la toalla y ni siquiera buscaban un empleo se redujo en 56.000 personas en el último año, superan aún las 300.000 personas y la mitad de ellos son mayores de 55 años.

En el primer trimestre del año había más de 10,2 millones de inactivos que perdieron su empleo hace más de un año y su número creció en casi 200.000 personas desde junio de 2016.

La mayor parte de los inactivos no concluyó la educación secundaria (más de 11 millones de personas), si bien más de 2 millones de personas con estudios superiores y no trabaja ni busca empleo.

Para Comisiones Obreras la población se está reduciendo por el envejecimiento y la emigración, lo que influye positivamente en las estadísticas laborales, al tiempo que aumenta la población activa, “primero por el aumento de las personas desanimadas” y después, por las jubilaciones y otros factores. De la misma manera, UGT constata que la población activa mantiene “un progresivo descenso, ligado en parte a los procesos de emigración y al efecto desánimo”. - D.N.