La UE presume de una economía “en forma” tras 10 años de crisis

La Comisión Europea lanza un mensaje autocomplaciente a los diez años del inicio de la recesión

Jueves, 10 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

PAMPLONA- La economía de la Unión Europea en general y de la Eurozona en particular está de nuevo “en forma” y ha sufrido una importante “transformación” desde que la crisis financiera llegase hace diez años al continente europeo, según destacó ayer la Comisión Europea en un comunicado en el que hizo un balance de lo ocurrido y de las decisiones tomadas durante la “peor recesión” de la historia del bloque comunitario.

“Como resultado de estas acciones, la unión económica y monetaria de Europa se ha transformado significativamente y la economía europea, y principalmente la economía de la zona euro, está de nuevo en forma”, afirmó el Ejecutivo comunitario.

Bruselas recordó que el 9 de agosto de 2007 el banco BNP Paribas se convirtió en la primera gran entidad europea en sufrir su exposición a las hipotecas ‘subprime’ de Estados Unidos. La situación entonces se convirtió en una crisis bancaria y en una crisis de deuda pública que afectaba a la economía real.

“En la adversidad, las instituciones de la UE y los Estados miembro tomaron fuertes decisiones políticas para contener la crisis, preservar la integridad del euro y evitar posibles resultados peores”.

En concreto, la Comisión Europea destacó el trabajo para regular el sector financiero, mejorar la gobernanza económica, establecer nuevos marcos institucionales y legales, poner en marcha un “cortafuegos” financiero para la zona euro, apoyar a los países con problemas financieros, mejorar las finanzas públicas de las capitales, adoptar reformas estructurales e impulsar la inversión, combatir el desempleo juvenil y mejorar la supervisión bancaria, entre otras cuestiones.

Bruselas subrayó que estas acciones explican que la economía europea esté creciendo por quinto año consecutivo, que el desempleo esté en el nivel más bajo de 2015, que los bancos sean más sólidos, que esté aumentando la inversión y que las finanzas públicas hayan mejorado.

“Los recientes acontecimientos económicos son alentadores pero todavía queda mucho por hacer para superar el legado de los años de crisis. La Comisión Europea está completamente movilizada para cumplir su agenda para el empleo, el crecimiento y la justicia social”. En esta coyuntura, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, defendió la necesidad de “hacer uso de este impulso positivo para completar la reforma de la unión económica y monetaria”. - D.N.