Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Los insultos y abucheos de UPN no impiden el cambio político en Viana

La socialista Yolanda González es la nueva alcaldesa, apoyada por Geroa Bai y Cambiemos Viana

Ana Cenzano - Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

José Ramón Chasco intenta acallar a los partidarios de UPN en presencia de la nueva alcaldesa.VER VÍDEOReproducir img

José Ramón Chasco intenta acallar a los partidarios de UPN en presencia de la nueva alcaldesa. ANA CENZANO

Galería Noticia

  • José Ramón Chasco intenta acallar a los partidarios de UPN en presencia de la nueva alcaldesa.Reproducir
  • José Ramón Chasco intenta acallar a los partidarios de UPN en presencia de la nueva alcaldesa.
  • El salón de sesiones, abarrotado de público y medios.

viana- María Blanca Yolanda González García es ya la nueva alcaldesa de Viana después de que ayer tomase posesión de su cargo en un pleno extraordinario, celebrado para votar la moción de censura que habían presentado tres de los grupos de la oposición: PSN-PSOE, Cambiemos Viana y Geroa Bai y en la que se le proponía como nueva primera edil. Desbanca así al, hasta ayer, alcalde José Luis Murguiondo Pardo (UPN). Faltó en la sesión la concejala de EH Bildu, que se encontraba de vacaciones. Este grupo de la oposición no forma parte de los firmantes de la moción, presentada el pasado 27 de julio. El de ayer fue un pleno tenso, que se prolongó durante una hora y veinte minutos, con la presencia de unos 150 vecinos en el salón de plenos que increparon constantemente a la hasta ayer oposición. Comenzaron jaleando a Murguiondo cuando apareció en la sala y continuaron insultando a los ediles de la oposición en cada una de sus intervenciones. José Ramón Chasco (UPN) y miembro de la mesa de edad, por ser el edil mayor de la corporación, tuvo que pedir silencio y respeto en reiteradas ocasiones.

los motivos de la moción La secretaria del Ayuntamiento leyó la moción de censura en la que se hacía referencia, entre otras cosas, al “deterioro progresivo en la capacidad de gobernar Viana, la falta de nuevos proyectos y de peso político en la zona, pasividad, desprecio a los grupos de la oposición, haberse olvidado de la pluralidad de nuestro pueblo” o la necesidad “de dar una respuesta contundente con un nuevo alcalde y un gobierno municipal que normalice el funcionamiento de la Administración” para dar “un impulso a políticas más justas y transparentes”.

El alcalde saliente se refirió a la moción como “una medida que les va a pesar porque ha sido muy poco meditada y hecha desde el rencor político”. Afirmó que “asumo el papel de oposición responsable desde este mismo momento y nos ponemos a trabajar, con la seguridad de que nos vamos a ver en las urnas de nuevo”. Así mismo pidió a la oposición que dejen de justificarse continuamente y comiencen a trabajar ya. Por otra parte planteó: “Creo que me tengo que sentir excluido ya de poder representar alguna concejalía, lo que hace poco honor al discurso que están dando”. Lo decía después de que la nueva alcaldesa se refiriese al nuevo gobierno municipal como “los seis concejales miembros del nuevo equipo”.

A lo largo de la sesión se hicieron continuas alusiones al folleto informativo que UPN había buzoneado el día anterior al pleno y en el que criticaba la moción de censura y hacía un repaso de los proyectos municipales realizados o en curso.

Por su parte la nueva alcaldesa, Yolanda González (PSN) se refirió a esa información como “no falsa pero sí sesgada”. Argumentó que cuando hablan de haber reducido la deuda a cero, “omiten el remanente de tesorería que encontraron en el Ayuntamiento”. Así mismo argumentó que los proyectos a los que se hace referencia “en el panfleto”, han podido ser aprobados “gracias a los votos e implicación de los demás”. Por otra parte habló del “desencuentro entre dos maneras de concebir las formas de gobernar la ciudad” y argumentó que la moción “nace por el descontento y frustración de muchos”.

Carlos Barragán García, de Cambiemos Viana, justificó que encuentran motivos suficientes para apoyar la moción. “No se puede gobernar en minoría como si se tuviese mayoría absoluta”, afirmó. Aludió al tema con el que se le vincula constantemente de querer resolver un problema urbanístico personal y que sea el consistorio vianés quien asuma la cuantía económica que debe pagar. “Demostré en su día que eso no es cierto y lo volveré a hacer”, afirmó. Denunció que no se hayan respetado los acuerdos de plenos adoptados, ni a los compañeros de corporación.

En el turno de Jesús Ángel Arandia (Geroa Bai), éste denunció que “en dos años UPN se ha quedado sin apoyos por su forma excluyente de gobernar”. Restó mérito al haber reducido la deuda, diciendo que “Geroa Bai entiende que el dinero no tiene que estar guardado en el banco, sino invertido en proyectos para el pueblo”. Al igual que Barragán, denunció que UPN presentase en un folleto informativo como suyos, proyectos que no habían sido su iniciativa. Y en cuanto a las críticas que en este documento se hacían al actual Gobierno de Navarra, Arandia argumentó que “los proyectos que se han acometido en el colegio público han contado con el apoyo de este gobierno, cosa que no hizo el anterior”.

La votación, nominal, tuvo lugar tras 80 minutos de una dura sesión, y dio por aprobada la moción presentada, con 6 votos a favor, de los ediles que habían firmado el documento (3 PSN-PSOE, 2 Cambiemos Viana y 1 Geroa Bai) y 4 en contra, de UPN. Tras la votación, Murguiondo entregó la vara de mando a Yolanda González, quien utilizó la formula “sí prometo” para aceptar su cargo. La entrega se hizo en un acto frío, como fue toda la sesión, sin gestos protocolarios, y sin estrecharse las manos.

Herramientas de Contenido