Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Mujer de 32 años natural de Burdeos

Detenida una conductora que circulaba en sentido contrario por la AP-15 y dio positivo

EFE - Domingo, 13 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 12:50h

Prueba de alcoholemia.

Prueba de alcoholemia. (Policía foral)

Galería Noticia

Prueba de alcoholemia.

Pamplona. La Policía Foral ha detenido como presunta autora de un delito de conducción temeraria a una mujer que fue interceptada cuando circulaba en sentido contrario por la AP-15 y dio positivo en la prueba de alcoholemia a la que fue sometida.

En la noche del sábado patrullas de Seguridad Ciudadana de Tafalla y Seguridad Vial Tudela interceptaron un vehículo que circulaba en sentido contrario por la AP-15 y lograron darle el alto a la altura de Marcilla.

La conductora, de 32 años natural de Burdeos (Francia), viajaba con personas de su misma nacionalidad y superó la tasa administrativa de alcohol permitida, según informa la Policía Foral.

Ese mismo día por la tarde, una patrulla de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Pamplona se desplazó hasta una gasolinera de la comarca para atender una fuerte discusión entre una pareja y comprobó que tanto el hombre como la mujer, de nacionalidad francesa, habían ingerido gran cantidad de alcohol.

Además, gracias a la manifestación de testigos, los policías averiguaron que el hombre (vecino de Pau, Francia, de 50 años) había venido conduciendo bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que le realizaron las pruebas pertinentes, triplicando la tasa permitida, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

En la madrugada del sábado, una patrulla que circulaba por las cercanías de Arre observó un turismo que conducía de manera zigzagueante, por lo que le dio el alto y constató que el conductor, vecino de Sangüesa de 34 años y con antecedentes por hechos similares, mostraba claros síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas.

El conductor fue sometido a las pruebas de alcoholemia y arrojó una tasa que triplicaba la permitida, por lo que se le imputó un presunto delito contra la seguridad vial.