mechaal, 4º en una intensa final de 1.500

España se va de vacío de los mundiales de atletismo

MECHAAL ACARICIÓ EL BRONCE EN 1.500 Y EL 4X400 BATIÓ EL RÉCORD NACIONAL, PERO LA SELECCIÓN NO FIGURA EN EL MEDALLERO POR VEZ PRIMERA EN LA HISTORIA

José Antonio Diego - Lunes, 14 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Mechaal e Ingebrigtsen, en la meta del 1.500.

Mechaal e Ingebrigtsen, en la meta del 1.500. (EFE)

Galería Noticia

Mechaal e Ingebrigtsen, en la meta del 1.500.La sudafricana Caster Semenya.Husillos (detrás) y Búa, dos de los españoles del relevo 4x400. Fotos: EfeLa croata Sandra Perkovic.La keniana Hellen Obiri.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

LONDRES- Un quinto puesto del relevo 4x400 con nuevo récord de España (3:00.65) y un cuarto de Adel Mechaal en 1.500 cerraron la actuación de España en los Mundiales de Londres, primeros en la historia de la competición en el que no ha conseguido ningún metal.

El cuarteto formado por el palentino Óscar Husillos, el toledano Lucas Búa y los canarios Darwin Echeverry y Samuel García estuvo durante casi toda la carrera en el cuarto puesto y sólo cedió una plaza al final, pero acabó con un registro de 3:00.65, pulverizando el récord de España anterior, pero sin opciones de subir al podio.

El equipo batió el récord de 3:01.42 que un equipo integrado por Iván Rodríguez, David Canal, Antonio Andrés y Antonio Reina logró en los Mundiales de Edmonton 2001, en los que se metió en la final y acabó sexto.

Quien más cerca estuvo de lograrlo fue Adel Mechaal, que consiguió el mejor resultado entre los 56 atletas españoles que participaron, con su cuarto en la final de 1.500.

Mechaal, campeón de Europa de 3.000 en pista cubierta este año, quería una carrera rápida y los kenianos Elijah Manangoi y Timothy Cheruiyot -oro y plata al final- se encargaron de que fuera así.

La apuesta del español por los 1.500, en detrimento del 5.000, era una apuesta arriesgada para un atleta capaz de sostener ritmos altos pero sin remate en carreras de primer nivel.

Esa falta de pegada en el esprint le dejó sin medalla. Los dos kenianos se jugaron el oro por delante, y atrás Mechaal fue ganando terreno al noruego, pero lentamente, centímetro a centímetro, de forma que no remató el trabajo. Los dos se arrojaron a la meta y ganó Ingebrigtsen por 18 centésimas.

MEDALLERO FINAL

O p B TOT

1. Estados Unidos 10 11 9 30

2. Kenia 5 2 4 11

3. Sudáfrica 3 1 2 6

4. Francia 3 0 2 5

5. China 2 3 2 7

6. Reino Unido 2 3 1 6

7. Etiopía 2 3 0 5

8. Polonia 2 2 4 8

9. Equipo neutral 1 5 0 6

10. Alemania 1 2 2 5

11. Rep. Checa 1 1 1 3

12. Con 1 oro y 1 plata: Colombia, Baréin, Turquía y Australia

16. Con 1 oro y 3 bronces: Holanda y Jamaica

18. Con 1 oro y 1 bronce: Portugal, Croacia, Qatar, Trinidad y Tobago, Venezuela y Noruega.

24. Con 1 oro: Bélgica, Grecia, Nueva Zelanda y Lituania.

28. Costa de Marfil 0 2 0 2

29. Japón 0 1 2 3

30. Con 1 plata y un bronce: Bahamas y Hungría

32. Con 1 plata: Ucrania, Uganda, Suecia, México, Burundi y Marruecos.

38. Con 1 bronce: Siria, Italia, Tanzania, Cuba, Kazajistán y Brasil.

Altura (hombres)

Mutaz Essa Barshim. El catarí Mutaz Essa Barshim, invicto este año en salto de altura, consiguió en Londres su primera medalla de oro internacional con una marca de 2,35 metros en un mano a mano con el joven ruso Danil Lysenko, de 20 años, que se quedó en 2,32. El sirio Majd Eddin Ghazal se quedó con el bronce 2,29). Barshim, líder del ránking con 2,38, no luce la forma de 2014, cuando llegó a saltar 2,43, pero sus rivales más cercanos estaban peor que él.

800 metros (mujeres)

Caster Semenya. La sudafricana Caster Semenya, doble campeona olímpica de 800 metros, obtuvo su tercera corona mundial tras remontar en el esprint a la burundesa Francine Niyonsaba y a la estadounidense Anjee Wilson, que atacaron en la curva.

Semenya, oro también 1.500, entró quinta al último giro, pero progresó para adelantar a sus dos agresivas rivales y cruzar la meta en 1:55.16 por delante de Niyonsaba, plata con 1:55.92, y Wilson, bronce con 1:56.65.

Disco (Mujeres)

Sandra Perkovic. La croata Sandra Perkovic, doble campeona olímpica, arrebató a la cubana Denia Caballero el título mundial de disco con un lanzamiento de 70,31 metros, uno más que la australiana Dani Stevens (69,64), que se colgó la plata. La medalla de bronce fue para la francesa Melina Robert-Michon, subcampeona olímpica en Río, que lanzó 66,21 metros en la última ronda. Perkovic llegó muy fuerte a Londres, el escenario de su primera medalla de oro olímpica en 2012.

5.000 metros (Mujeres)

Hellen Obiri. La keniana Hellen Obiri, invicta durante toda la temporada, consiguió su primera medalla de oro global y evitó, de paso, el doblete de la etíope Almaz Ayana al batirla en la final mundialista de 5.000 metros con un tiempo de 14:34.86.

Ayana, que ya había ganado el 10.000, hubo de resignarse al segundo puesto, con un crono de 14:40.35, y la holandesa Sifan Hassan fue tercera con 14:42.73. Obiri certificó su superioridad con una medalla que aún no tenía.