La Generalitat deja la puerta abierta a volver a mediar

La consellera de Trabajo condiciona una nueva negociación a una petición de las dos partes en conflicto

Lunes, 14 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

barcelona- La consellera de Trabajo de la Generalitat, Dolors Bassa, aceptó el resultado de la asamblea de trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que votó en contra de la mediación de su departamento, pero se mostró dispuesta a retomar la negociación: “Estaríamos abiertos hoy mismo toda la noche para que no hubiera huelga, pero tiene que ser que las dos partes nos lo pidan”.

“Se acaba nuestra tarea y ahora, si quieren negociar, tienen que hacerlo las dos partes, que son Eulen con Aena y los trabajadores”, explicó en rueda de prensa después de que la plantilla rechazara el pacto al que llegaron las partes que contemplaba un plus de 200 euros mensuales en 12 pagas al año, e insistió en que solo liderarán una nueva mediación si lo piden todas las partes.

Bassa explicó que la participación en la asamblea contó con un 44% de participación y reconoció que “está muy claro que ha salido el no”, que obtuvo 150 de 187 sufragios.

“No podemos decir que estamos ni que no estamos decepcionados, porque democráticamente ha salido el no y nuestro trabajo de mediar, que es acercar posiciones, ha acabado”, afirmó, y reivindicó que su Conselleria había trabajado en el conflicto desde que estalló, y que incluso ayer realizaron gestiones para acercar posiciones.

La consellera afirmó que la situación de El Prat no es nueva y advirtió de que se puede repetir en otras infraestructuras: “Nos llega que los trabajadores de Eulen de Madrid proponen reuniones para hacer una huelga”.

Agradeció a Eulen que aceptara un incremento salarial de 200 euros, ya que proponía 30 euros al principio, pero pidió “entre todos replantear” cómo hacer las contrataciones y licitaciones de servicios públicos para evitar este tipo de situaciones. - E.P.