Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
nace la plataforma Larrun ez hunki!

Una polémica en la cremallera

Diversas asociaciones de Sara y Azkaine se han comenzado a movilizar semanas después de que las autoridades de los Pirineos Atlánticos presentaran el proyecto de 36 millones para renovar la infraestructura del tren de Larrun

Un reportaje de Jurdan Arretxe - Lunes, 14 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Una de las cuatro unidades del tren de cremallera.

Una de las cuatro unidades del tren de cremallera. (Iker Azurmendi)

Galería Noticia

Una de las cuatro unidades del tren de cremallera.Recreación de la cumbre de Larrun en 2020 tras las obras.

diversos colectivos de Iparralde se han reunido en las últimas semanas en la plataforma Larrun ez hunki! para articular su oposición a las obras que el Departamento de los Pirineos Atlánticos (el 64) y el organismo público galo que gestiona las estaciones en altura (EPSA) quieren llevar a cabo en Larrun, un monte muy apreciado y visitado por los guipuzcoanos.

El proyecto conocido como La Rhune 2020 suma a la preocupación medioambiental la inquietud por un entorno que algunas asociaciones ya consideran saturado. Con una inversión de unos 36 millones de euros, las obras plantean tres intervenciones. En primer lugar, en el Col de Saint-Ignace, de donde parte el funicular de cremallera abierto en 1924 hasta la cima y donde las obras prevén incrementar el aparcamiento de 300 plazas en 500 más, así como mejorar los accesos peatonales y ampliar usos comerciales.

Las obras también prevén mejorar el funicular empleado por cerca de 340.000 visitantes al año, tanto en lo que se refiere a la mejora de las vías y el acceso de personas de movilidad reducida a los vagones, como en la instalación de dos nuevas unidades que elevarían a seis los trenes que circularían entre San Ignacio y la cumbre.

Ya arriba, este proyecto que necesita del visto bueno (y de la inversión) del Estado francés, la región aquitana, la mancomunidad de Iparralde y el Gobierno de Navarra, así como la aprobación de los cuatro municipios afectados (Sara, cuyo primer edil se ha mostrado a favor del proyecto;Urruña y Azkaine;y Bera, al sur del Bidasoa) se plantean la construcción de un puente colgante-mirador que bordea la cima de 905 metros.

Esta instalación es la que más críticas ha recibido y que ha recabado casi 3.000 firmas dirigidas al presidente del departamento, Jean-Jacques Lasserre, y al responsable de los proyectos de desarrollo, Thomas Zellner, en la plataforma Change.org. Las asociaciones, que quieren tejer una red entre los cuatro municipios implicados, también han reclamado celebrar diversas reuniones con las entidades implicadas.

El objetivo de las instituciones públicas que impulsan el proyecto es el de desarrollar los trabajos entre octubre y marzo de cada año con el objetivo de evitar que las obras afecten a la temporada que más visitantes recibe la montaña. A la inquietud por las posibles afecciones medioambientales en diversas zonas protegidas por la Red Natura 2000 se suma la preocupación que han mostrado plataformas como Larrun Patrimoine Commun -que nació en 1994 de la oposición a diversas pistas desde Bera y Azkaine- y la dinámica Ideki.

Apenas mes y medio ha transcurrido desde que el 7 de junio se presentó un proyecto que nació con la vista puesta en el año 2020 y que se enfrenta a meses clave para su desarrollo.

La rhune 2020

36

Las obras. En la base, en Col de Saint-Ignace, se ampliarán los usos comerciales y el aparcamiento, de 300 a 800 plazas. El proyecto, que cuesta 36 millones de euros, quiere mejorar los accesos de personas con movilidad reducida y renovará el ferrocarril. En la cumbre se construirá un puente colgante-mirador.


Aprobación. El proyecto está impulsado por el Departamento de los Pirineos Atlánticos y el organismo público galo que gestiona las estaciones en altura (EPSA). Debe contar con la aprobación de la Mancomunidad y de los cuatro municipios afectados: Sara, Urruña, Azkaine y Bera. Entre los detractores se sitúan varias asociaciones: Larrun Patrimoine Commun, Ideki y la recién creada Larrun ez hunki!

Afluencia

340.000

El funicular, inaugurado en 1924, transporta a 340.000 personas al año.