Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La nobleza del ganado local deja solo dos heridos leves

Un mozo recibió un varetazo en la espalda y el otro sufrió una contusión en el brazo
La reses de Teodoro Vergara realizaron el recorrido en 57 segundos

María San Gil Unai Beroiz/Iñaki Porto - Martes, 15 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Algunos corredores fueron arrollados en la cuesta final del encierro.

Algunos corredores fueron arrollados en la cuesta final del encierro. (UNAI BEROIZ/IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

Algunos corredores fueron arrollados en la cuesta final del encierro.

falces- El segundo encierro del Pilón, el que se celebró ayer en Falces con las vacas del ganadero local Teodoro Vergara, fue limpio, emocionante y muy vistoso ya que las reses completaron los 800 metros que tiene el recorrido en apenas 57 segundos dejando a su paso tan solo dos heridos leves;uno con un varetazo en la espalda y otro con una contusión en el brazo.

De acuerdo con los responsables de DYA, que ayer tuvieron que improvisar una zona de curas porque surgió algún problema con la jaima, los dos corredores fueron arrollados en la cuesta final del recorrido y ambos bajaron por su propio pie hasta la zona de ambulancias. Estos días, insistían, mantendrán el dispositivo con dos vehículos y doce personas separadas en tres puntos del recorrido;en la parte alta, que este año se ha mejorado con un burladero, al final de la cuesta y junto al corral.

Para Vergara, el único ganadero que repetirá con sus vacas durante las fiestas de este año, el hecho de jugar en casa incrementa la presión. “Aparte de que el Pilón tiene mucha repercusión porque viene muchísima gente y quieres hacerlo bien, yo me exijo mucho”, aseguraba este ganadero, que siempre recuerda que tiene el ganado por afición.

Ayer se mostraba satisfecho con el resultado de sus diez vacas, tres de ellas veteranas y siete jóvenes. De hecho, apuntaba, una de ellas, concretamente la Nº 53, es un animal al que le tiene un especial cariño porque lleva con él 15 años y ha corrido en el Pilón hasta en trece ocasiones.

“El año que viene a lo mejor le tengo que dar un descanso o jubilarla porque se cansa más y las otras vacas le achuchan, pero me da pena porque es un animal muy noble. Me gusta tirar siempre de vacas veteranas, que en principio se saben el camino y es más difícil que te la líen, con vacas sin experiencia para que se lo vayan aprendiendo. Sin embargo, si algo tiene esta carrera es la incertidumbre, que por mucho que lo prepares puede salir cualquier cosa”, afirmaba el falcesino.

Además, a Vergara le gusta mucho la prueba de ganado que hay justo después del encierro y que por diversos motivos el año pasado no pudo celebrar en ninguna de las dos ocasiones en las que participó. Ayer se resarció por todo lo alto con los dos relevos de dos vacas que los allí presentes agradecieron y ovacionaron. “Ha sido impresionante, ha gustado mucho. Además había muy buenos recortadores que han sabido mover a las vacas muy bien”, reiteraba Teodoro.

De hecho, y aunque el encierrillo de las 7.30 horas fue muy tranquilo y el festejo de mediodía salió muy bien, el ganadero falcesino ya está pensando en las diez reses que sacará para cerrar el Pilón el domingo aunque tiene claro que no repetirá ninguna de las de ayer.

respetar las normasTan solo se han celebrado dos encierros con las nuevas medidas de seguridad y a pesar de que hay personas que deciden saltarse las normas a la torera, el concejal de Festejos, Bernardo Ciriza, reconocía que “existe una predisposición generalizada a colaborar y ayudar”.

En este sentido reiteraba que “el resultado es positivo. Entre más de 4.000 personas son solo cuatro o cinco los imprudentes que deciden no hacer caso de las señales y eso les puede costar caro, pero es su responsabilidad y su decisión porque allí se la juegan”. Y es que a pesar de que hay dos personas de Protección Civil en el tramo en el que este año han prohibido colocarse hasta dos minutos antes de que salgan las vacas, hay gente que después se pone ahí.

Y es que hay que recordar que además de la megafonía y las señales que han colocado en la entrada al recorrido y en diferentes puntos del mismo, el Consistorio, tras analizar vídeos y hablar con expertos y entendidos en la materia, ha decidido restringir dos zonas;la parte de la ladera del Castillo de los Moros y la zona desde la que el año pasado se precipitó al vacío una espectadora con el objetivo de evitar nuevos desafortunados accidentes.

Últimas Noticias Multimedia