las ONG temen miles de víctimas

Lluvias y avalanchas de lodo dejan más de 300 muertos en Sierra Leona

Los servicios de rescate no dan abasto para recoger los cuerpos y las ONG temen miles de víctimas

EFE - Martes, 15 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Vista general del daño causado por un deslizamiento de tierra en el suburbio de Regent detrás del embalse de Guma.

Vista general del daño causado por un deslizamiento de tierra en el suburbio de Regent detrás del embalse de Guma. (EFE)

Galería Noticia

Vista general del daño causado por un deslizamiento de tierra en el suburbio de Regent detrás del embalse de Guma.

Nairobi- Más de 300 personas murieron y otras 600 resultaron heridas ayer en inundaciones y corrimientos de tierra provocados por las fuertes lluvias en diferentes puntos de Sierra Leona, informó la Cruz Roja local. Entre las víctimas mortales hay decenas de niños, según medios locales, y la Cruz Roja considera que la situación es “muy preocupante” y teme que la cifra de fallecidos y afectados crezca en las próximas horas a medida que avancen los trabajos de búsqueda y rescate en las zonas afectadas.

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), con sede en Ginebra (Suiza), cifró el número de damnificados en más de mil y aseguró que está recibiendo “informes terribles” de sus socios locales, como aseguró su portavoz, Lea Salwan. La FICR subrayó que estas cifras de las víctimas de uno de los peores desastres naturales de los últimos años en el país son provisionales debido a los problemas que están teniendo para contactar con su representante en Sierra Leona.

Medios locales publicaron que los servicios de emergencia a duras penas conseguían gestionar la recogida de cadáveres de las víctimas, que en su mayoría son trasladados a la morgue del Hospital de Connaught, y citaron al vicepresidente del país, Víctor Fog, admitiendo que temía que centenares de personas sigan “sepultadas bajo el lodo”.

Algunos medios calculan que unas 2.000 personas han quedado sin techo y subrayaron que en la capital, que tiene un millón de habitantes, faltaban ambulancias para recoger los cadáveres, además de que el tanatorio de la ciudad estaba colapsado. También destacan que representantes de las autoridades admitieron temer una enorme catástrofe humanitaria debido a la magnitud y gravedad del desastre provocado por las fuertes lluvias, frecuentes en esta época del año.

En la localidad de Regent, al sur de la capital, Freetown, fallecieron más cien de las víctimas por un corrimiento de tierras después de derrumbarse parte de una montaña cercana. El área afectada por las inundaciones es una zona de la capital sierraleonesa donde se habían construido numerosas viviendas ilegales.

Los servicios de emergencia del país, en colaboración con la Cruz Roja, intentaban rescatar a las personas atrapadas en las casas, que quedaron cubiertas por el barro después de que una parte de esa montaña colapsara.

Unidades del ejército se sumaron a la policía y los servicios de emergencia para ayudar a rescatar a supervivientes y recoger los cadáveres de las víctimas mortales, atrapadas mientras dormían en sus casas en la madrugada.

En las fotos difundidas por los medios de ese país se podía ver las calles inundadas de barro, con vehículo hundidos o flotando, y a personas que intentaban salir de las casas en medio del desastre.

Según el diario The Sierra Leone Times, la carretera que une la localidad de Regent con Freetown quedó cortada y el tráfico quedó suspendido, y las autoridades pidieron a la población evitar los viajes debido al peligro y la mala visibilidad.

Asimismo indicaba que otras áreas del entorno de la capital sierraleonesa, como Kissy Brook y Dworzak Farm, se habían visto también afectadas por las inundaciones, además de que medio millar de viviendas en Babadorie y Kanigo quedaron destruidas.

En Sierra Leona, país africano con más de 7 millones de habitantes, en esta época del año son habituales las fuertes lluvias, como las hace dos años causaron en Freetown una decena de muertos y dejaron a varios miles de personas sin techo debido a que las aguas inundaron sus chabolas. 

las inundaciones

81 españoles, atrapados en nepal

Salida. La embajada española en Nueva Delhi tiene constancia de 81 turistas españoles atrapados por las lluvias torrenciales en un parque natural de Nepal, de donde algunos ya estaban saliendo rumbo a Katmandú por sus propios medios o a través de las agencias con las que contrataron el viaje. El Ministerio de Asuntos Exteriores tenía localizados hasta el domingo a 69 españoles aislados en la zona. La mejora de las condiciones meteorológicas estaba permitiendo que “poco a poco” algunos turistas pudieran comenzar a abandonar los hoteles donde estaban alojados en el parque natural del Chitwan.