Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Falces | Tercer encierro

Carrera rápida y limpia de las diez vacas de merino garde

Cuatro corredores fueron atendidos con golpes y uno de ellos fue trasladado al centro de salud
Las reses de Marcilla pararon el crono en un minuto escaso

María San Gil Unai Beroiz/Iñaki Porto - Miércoles, 16 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Los corredores tratan de aguantar delante de las vacas en la cuesta final del encierro.

Los corredores tratan de aguantar delante de las vacas en la cuesta final del encierro.

Galería Noticia

  • Los corredores tratan de aguantar delante de las vacas en la cuesta final del encierro.

falces- El tercer encierro del Pilón, el que tuvo lugar ayer por la mañana a partir de las 9.00 horas con reses de la ganadería Merino Garde de Marcilla y que atrajo a miles de personas que abarrotaron las laderas del monte falcesino, acabó con cuatro atenciones leves, todas ellas, tal y como informaban desde la DYA, por golpes y caídas a lo largo del recorrido. Y es que los diez animales realizaron el recorrido de forma compacta y a una gran velocidad, parando el crono en un minuto y cinco segundos.

Los astados, grandes y colorados, aparecieron en la parte alta del recorrido, lugar elegido por muchos aficionados falcesinos para correr, cuando apenas habían pasado 30 segundos desde que sonó el segundo cohete y enfilaron la cuesta final a un buen ritmo, algo que hizo que algunos aficionados pudieran completar todo el trayecto delante de la manada.

A otros, por el contrario, la velocidad endiablada les cogió por sorpresa y acabaron en el suelo. De hecho, tal y como apuntaba José Manuel Merenciano, de la DYA, a dos corredores les pasaron las vacas por encima y uno de los atendidos tuvo que ser trasladado al centro de salud de la localidad ribera para que le examinaran más a fondo un golpe en la mano. Los demás fueron atendidos en la jaima y abandonaron la zona de curas por su propio pie.

ganado expertoLa ganadería marcillesa, una de las más experimentadas en estos lares puesto que lleva más de 20 años participando en el Pilón (antes lo hacía incluso varios días seguidos), volvió a estar a la altura de las circunstancias.

El ganadero Javier Garde se mostraba contento con la carrera de los animales, que bajaron muy rápido a pesar de no haber llevado a su vaca más veloz, Curra. “A la hora de seleccionar a los animales intentas que se note la casta navarra, que sean vacas vivas, con genio y movidas”, explicaba Garde al que le ha tocado vivir experiencias diversas en esta carrera. “Está claro que la gente quiere espectáculo, que alguna vaca amague con escaparse o lo logre, pero luego cuesta mucho recuperar al animal”.

Además, la prueba de ganado también fue un éxito a pesar de que la lluvia impidió que los animales dieran el cien por cien ya que la adherencia no era la mejor. A pesar de todo, los relevos se completaron, los recortadores estuvieron al quite y las vacas encararon y entraron a los obstáculos.

El año que viene Garde espera volver a Falces, municipio, insistía, al que da gusto ir por el trato y la buena organización. “Junto a los encierros de Pamplona, Tafalla y Tudela, el de Falces es el más importante de la zona, además de ser el más original. Pocos pueblos pueden presumir de algo similar. Son muchas las personas que vienen y es un lujo participar”.

el dispositivoProtección Civil Milagro está todos los días ayudando con el dispositivo del encierro del Pilón y lo hace con quince efectivos cuando la carrera cae en fin de semana o festivo como ayer, o con ocho personas cuando se prevé menos asistencia. Este año, informaban, han mejorado las medidas de autoprotección y las redes de comunicación.

En este caso, hay un equipo con tres o seis voluntarios, dependiendo del día, que cuentan con cascos, nuevos guantes de zarzas y tijeras para actuar con total seguridad en la zona del barranco en caso de que haya que rescatar a alguien.

Este año, y después de un año de estudio y análisis, han decidido colocar a varios voluntarios en la ladera derecha para actuar en caso de que haya que evacuar las zona o suceda algo en ese punto. Además se encargan de evitar que los espectadores se coloquen en las zonas que el Ayuntamiento ha restringido este año.

Por último, y además de ayudar a la DYA, se encargan de organizar las tres zonas de aparcamiento;piscinas, campo de fútbol y el parking de la entrada, lugares que ayer se llenaron al completo con los 2.200 vehículos que se acercaron hasta el municipio desde la carretera de Tafalla porque desde Lerín también llegan muchos otros coches.

Herramientas de Contenido