Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Una vaquilla provocó que se alargase hora y media el festejo

Los pastores no consiguieron meterla y la Policía Municipal tuvo que desalojar el recorrido

Miércoles, 16 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Momento en el que un mozo es revolcado por una de las vaquillas.

Momento en el que un mozo es revolcado por una de las vaquillas. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Momento en el que un mozo es revolcado por una de las vaquillas.

burlada- La primera media hora de vacas en la calle San Francisco fue bastante light. Las reses apenas trotaban y evitaban las llamadas de atención de los mozos. Fue pasados los primeros 45 minutos cuando salieron las dos últimas vacas que dieron más juego, cosa que provocó el agradecimiento del público con gritos y aplausos. En ese momento los corredores pudieron lucirse y realizar algunos recortes. Incluso hubo un mozo que se llevó un susto al ser revolcado por la vaca y tuvo que necesitar atención de la Cruz Roja.

No obstante, la anécdota de la tarde fue que ni los pastores, ni los supervisores de recorrido ni los corredores pudieron meter a tiempo una de las vaquillas en el corral. Ni siquiera el manso pudo conseguirlo. Pasó más de media hora y, aunque los vecinos de Burlada aplaudían y reían cada vez que el animal conseguía burlar las puertas del corral, la desesperación de los pastores fue en aumento. Al no poder encaminarla con gritos o golpes de vara, lo intentaron con vallas e incluso con sogas, lo que levantó los abucheos del público. Finalmente después de que la Policía Municipal desalojase a la gente del recorrido y tras una hora y media de más, la vaca volvió con sus compañeras gracias a los pastores ayudados por la soga.

Una gran multitud de personas se acercó ayer a disfrutar del espectáculo taurino, que puede que no dure mucho más en Burlada. El Ayuntamiento se está planteando realizar una consulta popular para eliminar este festejo. Patricia Aguilar, que se encontraba en la valla con su hijo, declaró que “no pueden quitar las vacas porque la fiesta se iría al garete. Viene mucha gente atraía por ello y es la gran atracción de las tardes”. Lo mismo opinaban Laura y Natalia, ambas de 16 años que afirmaron “no tener algo tan entretenido en el programa”. Victoria Ochoa por su parte insistió estar de acuerdo con la medida por “el poco control que se tiene con los menores”. - P.F.