Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Contrastes

Por Joseja Zamarbide Sierra - Miércoles, 16 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

reza el dicho que Pamplona solo tiene dos estaciones, la de invierno y la de autobuses. Pero denoto en la distancia cierto aumento de temperatura a orillas del Sadar, justo en la zona del estadio el cual lleva su nombre. Los buenos datos en cuanto a renovación y admisión de nuevos socios auguran un posible récord de asistencia, un indicativo que reforzará el pilar de este club, todos somos Osasuna, independientemente de la categoría en donde nos encontremos, sin discriminar los feudos que nos corresponda visitar, bien sean templos o respetables capillas, jamás faltaremos.

De nuevo Pamplona, de nuevo Navarra, o de nuevo Iruña y Nafarroa demuestran su capacidad de reagrupamiento cuando otros escapan ante las adversidades, sabiendo ignorar ciertas críticas ya que nuestro corazón rojo solo entiende de sentimientos. Después de una temporada con más sombras que luces hemos sabido apreciar el cambio de proyecto del club en el que ha permitido encaminar ese descalabro que tomaron por herencia. Renovando ideas, conceptos, y con un nuevo e ilusionante proyecto en el que prefiero no vaticinar objetivos.

Y todo esto retomado en aquel lugar, Sabadell, ciudad donde resurgió el osasunismo, y en la que esta semana visité de nuevo la Nova Creu Alta, donde los empleados del club arlequinado con gran amabilidad y una sonrisa en forma de permiso, permitieron mi acceso al campo. Ni era domingo, ni las densas nubes y gradas despobladas favorecían una perfecta recreación de aquel 6 de junio del 2015, pero aquel silencio reinante hizo sentirme nítidamente y con todo tipo de detalle rodeado de aquellos penitentes que compusimos la expedición rojilla con gran optimismo. Sensaciones indescriptibles desde la grada y desde un césped donde pisé el área del gol que supuso el delirio final que todos recordaréis. 94 emocionantes minutos que unieron al osasunismo e hicieron reencontrarnos con aquellos sueños que parecían extraviados.

Qué fácil resulta emocionarse cuando uno siente al escribir y escribir cuando uno siente que se emociona.

Siempre rojos. Beti Osasuna.

Herramientas de Contenido

Más sobre Opinión

ir a Opinión »