Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

vecinos

Vacaciones para crecer cooperando

Yolanda Díaz de Cerio, la única navarra seleccionada en el programa CooperantesCaixa, viajará a Bolivia para colaborar con la ONG Prosalus

Mikel Bernués / Iban Aguinaga - Jueves, 17 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Yolanda Díaz de Cerio, cooperante que viajará a Bolivia el próximo mes, nada más salir de su trabajo en la oficina de la Caixa en Navas de Tolosa.

Yolanda Díaz de Cerio, cooperante que viajará a Bolivia el próximo mes, nada más salir de su trabajo en la oficina de la Caixa en Navas de Tolosa.

Galería Noticia

  • Yolanda Díaz de Cerio, cooperante que viajará a Bolivia el próximo mes, nada más salir de su trabajo en la oficina de la Caixa en Navas de Tolosa.

“Soy la más beneficiada de todo esto. Traeré una experiencia muy importante”

pamplona- Yolanda Díaz de Cerio tiene 55 años y trabaja en una oficina de la Caixa en la calle Navas de Tolosa. Es la única navarra que, junto con otros 40 empleados de la entidad bancaria, participa en la 11ª edición del Programa de Voluntariado Internacional CooperantesCaixa. Viajará a Bolivia del 8 al 30 de septiembre para colaborar con una ONG que trabaja sobre el terreno. “Yo soy la más beneficiada de todo este asunto. Me traeré una experiencia muy importante de conocer gente, lugares... Porque me gusta viajar, pero de otra manera no podría conocer su realidad desde esta perspectiva;sus problemas o cómo viven”, explica Yolanda.

El trato es el siguiente: los empleados ponen su tiempo y sus vacaciones y la Caixa hace de enlace, contacta con distintas ONG en poblaciones en vías de desarrollo y paga billetes de avión, seguros, etc... Yolanda viajará a Presto, una pequeña población agrícola situada en el departamento de Chuquisaca, y trabajará en un proyecto de la ONG Prosalus. “Tres semanas no dan para mucho, pero Prosalus ya lleva más de cinco años allí con la fundación Pasos. Han hecho comunidades de regantes y sistemas de riego para que la población tenga lo suficiente para comer. Ahora tienen excedentes, y lo que quieren es sacarles una rentabilidad. Ya están haciendo cosas, y nosotras, porque voy con dos compañeras, trataremos de ayudarles con esa parte de la comercialización. En mi caso, en la búsqueda de nichos de mercado”, cuenta esta cooperante.

No es su primera experiencia con este programa. Yolanda ya participó hace una década, primero en Nicaragua y al año siguiente en Guatemala. “Luego pensé que había que dejar sitio a los nuevos, a más gente que tenga interés y pueda disfrutar de esto. Es una experiencia muy enriquecedora, peculiar y muy difícil de conseguir en el ámbito normal”.

En Nicaragua se acercó a la realidad de los refugiados de la guerra. “Los recolocan en otros sitios y, entre otras cosas, se sienten absolutamente fuera de lugar. Situaciones que en tu día a día desde luego no existen”. Y de Guatemala recuerda su componente indígena: “Yo no era consciente de lo importante que era”.

el proceso de selecciónLos trabajadores interesados envían su currículo y tras una entrevista la empresa les otorga un destino. El programa ofrece también cursos de formación y sensibilización. “Te ponen en situación, y es muy importante porque si no puedes ir allí pensando que vas, yo qué sé, de salvapatrias. Y desde luego no es eso. Tienes que ir desde un respeto tremendo hacia su cultura y su forma de vida. Parece muy obvio, pero no lo es tanto... igual llegas allí y empiezas a organizar la vida de los demás sin que nadie te lo haya pedido ni lo necesiten. Por eso está muy bien que te den un toque antes y que te preparen. También para cosas prácticas. Sitios donde no tendrás agua potable, cómo convivir con mosquitos... De todo un poco, cosas que parecen obvias pero que viene bien”, finaliza.

Herramientas de Contenido