Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Iba atropellando a todos los que podía”

Testigos del atentado narran los dramáticos momentos que vivieron durante el atropello masivo en el centro de la ciudad

Viernes, 18 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Decenas de personas salen de un recinto con las manos en alto custodiados por la Policía.

Decenas de personas salen de un recinto con las manos en alto custodiados por la Policía. (EFE)

Galería Noticia

  • Decenas de personas salen de un recinto con las manos en alto custodiados por la Policía.

barcelona- La magnitud de la tragedia se vio reflejada no solo en las cifras de heridos y fallecidos, también en las palabras de los numerosos testigos que vivieron cómo una furgoneta blanca se subió a la acera central de Las Ramblas, en ese momento repleta de gente, y comenzó a atropellar indiscriminadamente y a gran velocidad a los peatones.

“Iba haciendo eses, atropellando a todos los que podía”, señaló un taxista, Óscar Cano, testigo de lo ocurrido, en declaraciones a TV3. Un modus operandi que recuerda al mismo atentado sufrido en el atropello masivo en Niza el verano pasado.

Uno de los testigos que pudo esquivar la camioneta a tiempo en Canaletes fue Joan Pere Margalef que, según relató a La Vanguardia, acudió a Barcelona a acompañar a unos amigos llegados de Sevilla y, mientras ellos visitaban el Palau Güell, les esperaba en los asientos de ese tramo alto de la Rambla. “De pronto se ha oído un ruido muy fuerte, me he levantado de un brinco y me he colocado detrás de la silla;justo entonces una gran furgoneta blanca me ha pasado por delante a gran velocidad”, contó.

Erminia Mata, que apenas unos instantes antes había cruzado por la zona, señaló lo trágico de lo sucedido, con “mucha gente tirada en el suelo ensangrentada” mientras otro huían “despavoridos”.

Daniel Aragonés también se encontraba en Las Ramblas con “mucha gente mayor y niños” cuando irrumpió el vehículo y se escondió en un kiosko cercano para estar “seguro”. Describió en La Sexta escenas de “terror” y “miedo” y “una marea de gente corriendo” para alejarse de la zona o para refugiarse en edificios cercanos.

Isaac, un camarero que se encontraba trabajando cuando ocurrió la tragedia y que refugió a muchos de los peatones en el recinto, aseguró que vio pasar el vehículo “a escasos doce metros” por el área peatonal a gran velocidad, “unos 80km/h”. “Ha sido horrible, la gente no sabía cómo reaccionar, dónde refugiarse... Aquí estamos unas 70 personas, no nos dejan salir ni abrir ni un palmo la persiana”.

resguardadosLos policías, según testigos, gritaban a los peatones que despejaran la calle y entraran en locales, portales y “cerraran las puertas”. Decenas de personas se resguardaban en portales, hoteles o cafeterías.

“Se ha oído un ruido seco, por eso pensamos que le ha frenando algo. Nosotros intentábamos dejar entrar al mayor número de gente posible y cerrar las ventanas”, explicó Isaac a Antena 3.

Tras detener el vehículo, el terrorista que lo conducía se dio a la fuga por “el lado izquierdo” de la calle. Algunos testigos como Ángel declararon a TVE haber visto al hombre “a dos metros de distancia, porque la furgoneta se paró y fui a quitar a mis hijos, que estaban muy cerca”. Este testigo aseguró que el terrorista “tenía algo en la mano”, aunque no vio si era un arma.

El pánico se apoderó del centro de Barcelona, que permaneció cerrado por las fuerzas de seguridad excepto para los vecinos de la zona. Entre ellos, Albert Tort, un enfermero de 47 años que vive en las Ramblas, explicó a El Paísque vio un auténtico “desastre” instantes después de que se produjera el atropello. “La policía no me dejaba pasar pero me he identificado como sanitario y he pasado. Lo que he visto ha sido un desastre. He intentado reanimar a un joven pero ha sido imposible”. - D.N.

Herramientas de Contenido