Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Si hubiese caminado por el otro lado de la acera, quizás no estaría aquí contándolo”

El pamplonés Andoni Montero relata cómo se cruzó con la furgoneta que provocó el atropello masivo y los primeros instantes tras el ataque

Viernes, 18 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Andoni Montero.

Andoni Montero.

Galería Noticia

Andoni Montero.

barcelona- “Al principio vi a la gente corriendo de frente y oía gritos algo difusos, así que lo primero que pensé es que era una broma o un espectáculo, alguna gamberrada de los guiris o los turistas;pero luego los gritos eran muy altos, como de pánico, y en cuanto ha aparecido la furgoneta bajando por la Rambla haciendo zig-zags desde la otra acera, he echado a correr, como los demás, desconcertado”, así relataba el pamplonés Andoni Montero los primeros segundos de shock que vivieron ayer tarde en Barcelona tras el trágico atropello masivo. Andoni Montero, de 45 años, es reportero gráfico y hace tan solo dos semanas que se ha trasladado a la capital catalana para trabajar en el canal de televisión 8TV. Ayer jueves 17 de agosto era uno de sus primeros días libres y aprovechó para “hacer unos recados” e ir a reparar el ordenador a un tienda de Apple, bajó por La Rambla por el lado derecho a primera hora de la tarde y regresó por el lado izquierdo coincidiendo y cruzándose de frente con la furgoneta que perpetró el atropello masivo, pero por fortuna por el lado más protegido en el sentido del ataque.

“Estaba la calle llena de gente, como siempre, estaba lleno de turistas, mucha gente mayor y familias”, explicaba Montero aún desde el lugar de los hechos ayer al final de la tarde. De vuelta hacia la plaza de Catalunya decidió pasear por el lado izquierdo de la calle en sentido de subida y justo la acera contraria al suceso. “Si llego a ir por el otro lado de la acera posiblemente no estaría aquí contándolo”, explica este reportero pamplonés.

“Después de ver la furgoneta, echamos a correr, unos puestos de venta y un kiosco de prensa nos tapaban entonces la vista y creo que es justo por ahí donde se estrelló la furgoneta. Con la gente que estábamos en la calle nos metimos en le primer local que vimos abierto. Dentro estábamos unas 20 personas. Era la típica tienda de ropa y souvenirs turísticos. Aún podíamos ver la calle desde el interior. Había alguna madre con algún niños llorando y varios extranjeros con familias a los que les decíamos en inglés que estaba todo bien y que estuviesen tranquilos. Pero poco después oímos los tiros, escuchamos varios disparos y vimos que estaban los Mossos d’Esquadra, y cómo salían dos tipos de la furgoneta;inmediatamente, no habrían pasado ni 40 segundos. La actuación de la Policía ha sido rápido porque siempre andan patrullando por la Rambla”, narra Montero.

“Después de oír el tiroteo, el dueño de la tienda abrió el almacén que está más al fondo y nos metimos todos dentro, donde hemos estado una hora u hora y media pasando mucha incertidumbre y pánico. Ahí ya no veíamos nada más de la calle y no sabíamos qué ocurría fuera”, continúa el relato como testigo y víctima del ataque.

“Soy cámara de televisión y en mi vida me ha tocado cubrir muchos sucesos de todo tipo, muchos accidentes, pero nunca te imaginas esto, no esperas ser el protagonista de las noticias. Cuando cubrimos sucesos así, siempre me toca llegar al lugar de los hechos después, una vez que ha pasado lo peor, puede ser terrible pero te toca después. Ha sido un susto tremendo vivirlo en primera persona”, explica Montero.

“Cuando hemos podido salir, he visto en la calle unas 30 personas tiradas en el suelo. Nos ha sacado la Policía y nos ha llevado hacia arriba, hacia plaza de Catalunya. Una distancia como desde la plaza de Merindades de Pamplona hasta la plaza del Castillo. Una vez allí ya me he podido indentificar como reportero, desde mi televisión me han enviado una unidad móvil y llevamos aquí todo el día trabajando y haciendo conexiones en directo y también para televisiones extranjeras”, narraba aun ayer a última hora del día desde el lugar. “Poco después del ataque me quedé sin batería en el móvil y no he parado de recibir llamadas”, cuenta Andoni, que aún pudo publicar un pequeño vídeo a su cuenta de Twitter (@andoni_montero) donde se ven a varias personas que abandonan entre sollozos uno de los locales donde se habían resguardado.

la calle vacía“Ahora estamos a un distancia prudencial, hay varios cordones policiales y nos han dejado una zona para los medios, pero no circulan ni coches, ni autobuses, ni el metro ni nada. Aquí hay una veintena de taxis que se ofrecen a hacer servicios y aún están evacuando a mucha gente que sale con maletas de apartamentos turísticos o bien vecinos de la zona, mucha gente también venía a pasar las vacaciones. Hay varios helicópteros sobrevolando durante todo el día la ciudad y todos los comercios en La Rambla están cerrados desde las cinco o seis de la tarde. La verdad es que la estampa de la ciudad y las calles vacías es impresionante”, concluye Montero. - D. Burgui