Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Rafa Díez apela a la suma de fuerzas abertzales para acelerar al soberanismo

El exlíder de LAB, ya en libertad, excluye al PNV de la acción política, sindical y social que logrará la independencia

Imanol Fradua - Viernes, 18 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, abraza a Rafa Díez Usabiaga a su salida de la cárcel de El Dueso, en Santoña.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, abraza a Rafa Díez Usabiaga a su salida de la cárcel de El Dueso, en Santoña. (Foto: Pablo Viñas)

Galería Noticia

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, abraza a Rafa Díez Usabiaga a su salida de la cárcel de El Dueso, en Santoña.

Santoña- Rafa Díez Usabiaga abandonó ayer la prisión de El Dueso tras permanecer más de seis años encarcelado por el caso Bateragune, y el primer mensaje del exlíder de LAB consistió en una apuesta por reeditar la mesa de Malzaga, que en 2008 trazó un marco de colaboración entre nacionalistas, como “acumulación de fuerzas abertzales” que permita acelerar al paso “hacia un escenario de soberanía y de cambio social”. No será, empero, desde las “élites”. Fuera de esa acción conjunta quedaría el PNV, ya que el exmiembro histórico de la izquierda abertzale afirmó que “Malzaga está ya en la sociedad vasca: en el sindicalismo abertzale, en la dinámica social de Gure Esku Dago, en favor de los derechos de presos, en la lucha por una Carta Social, en la lucha feminista, en la lucha en favor del euskera... Hay muchas luchas que tienen que converger e ir encauzándose para dar realmente un salto en el proceso político”.

Díez Usabiaga, ya en libertad tras ser recibido inicialmente en el penal cántabro y posteriormente en el barrio de Pobeña de Muskiz, invitó a “vertebrar a las fuerzas políticas y sociales” para empastar esa acumulación de “fuerzas populares” en torno a la izquierda abertzale. “Acuerdos, compromisos y alianzas”, remarcó el exdirigente sindicalista, quién echó mano de un símil sobre el “tren de Lizarra”, en referencia a los acuerdos entre fuerza nacionalistas de Lizarra-Garazi de 1998, para explicar hacia donde deben encaminarse las estaciones futuras del soberanismo. Como vagones cabeceros de ese ferrocarril hacia la independencia se colocarían los sindicatos vascos, con vital importancia en LAB y una ELA que ha abogado por la confrontación política directa con las instituciones dirigidas por los jeltzales, que por el contrario ayer elogiaron a Rafa Díez como “el hombre más dialogante de la izquierda abertzale” que “más hizo” para acabar con la violencia. “Ojalá ahora sus aportaciones ayuden a recuperar el tiempo perdido y a que ese mundo aún convulso encuentre su camino exclusivamente por las vías pacíficas y democráticas”, indicó el presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar.

“Ese tren famoso que viene de Lizarra, Loiola, el plan Ibarretxe... Ese tren marcha sin rumbo. Nuestro objetivo es reunir a esas fuerzas dispersas. La oferta de la izquierda abertzale debe ir por esa vía”, resaltó en el barrio de Pobeña de Muskiz, al que se trasladó su acto de homenaje y bajo la atenta mirada del coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, presente entre dos centenares y medio de simpatizantes que jalearon la figura de un hombre clave para imprimir mayor velocidad al final del ciclo violento de ETA, pero que pagó su tarea con una condena de cárcel en 2009 por tratar de reconstruir Batasuna “bajo las órdenes” de la banda armada.

“Es hora de avanzar, de converger, de situar una hoja de ruta clara en torno a un nuevo escenario político de soberanía y cambio social”, aseguró Díez Usabiaga, que se mostró “esperanzado” por los cambios experimentados en el ámbito institucional en Navarra, Ipar Euskal Herria o el Parlamento de Gasteiz, “donde la amplia mayoría aboga por el derecho a decidir”. Desde la “atalaya de El Dueso he visto un gran potencial a nuestro pueblo”, si bien censuró “la falta de ambición para hacer frente a los retos”.

presos “secuestrados” El segundo eje sobre el que pivotó la comparecencia de Rafa Díez Usabiaga tuvo como protagonistas a los presos. Mención especial al recluso Kepa del Hoyo aparte, reclamó haber llegado la hora “de que la politica penitenciaria secuestrada en términos políticos por el gobierno del PP sea radicalmente modificada”.

Con más de tres centenares de miembros tras los barrotes de las prisiones de los estados español y francés, “ni la dispersión ni los encarcelamientos” lograron “derrotar a una izquierda abertzale a la que el Estado español desea “neutralizar. Pero nunca conseguirán hacerlo”, concluyó.