Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Burlada | Día del niño

Los txikis toman el control de la fiesta

Los trece miembros de la corporación infantil protagonizaron su chupinazo

El día se completó con diversas actividades para los más pequeños

Patricia Fernández / Oskar Montero - Sábado, 19 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los trece miembros de la corporación txiki actuaron como verdaderos profesionales.

Los trece miembros de la corporación txiki actuaron como verdaderos profesionales. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Los trece miembros de la corporación txiki actuaron como verdaderos profesionales.
  • Iker Viana lanzó el chupinazo ante la mirada de sus compañeros de la corporación txiki.
  • Los más pequeños pudieron disfrutar de distintas actividades durante todo el día.

“Hoy somos nosotros los protagonistas;aunque disfrutamos todos los días, hoy es especial”

Burlada- Los pequeños fueron el viernes, durante todo el día, los protagonistas de las fiestas de Burlada. Tanto, que hasta fueron los encargados de sustituir a los miembros del Ayuntamiento durante la jornada. El programa festivo giró en torno al disfrute de los más txikis con diversas actividades pensadas para ellos.

La corporación txiki, tradición popularizada en el municipio desde 1974, fue la encargada de dar comienzo a ese día tan especial. La Comparsa de Gigantes y Cabezudos, los dantzaris txikis de Larratz Dantzari Taldea y diversos niños se reunieron en la plaza para dar comienzo a su día. Allí se encontraban los amigos Ekiñe Etxeberria, Asier Ortega y Ainara Olandriz, todos de 11 años de edad, que esperaban al chupinazo de un día que, como aseguraron, “nos gusta mucho porque hay un montón de actividades para nosotros durante todo el día “.

Iker Viana, el alcalde txiki, tiró el cohete a las 10.30 horas desde la plaza de las Eras al son de “burladeses, burladesas, ¡viva la Virgen de Burlada!”. En la plaza, los niños coreaban con fuerza mientras padres y madres se hacían un hueco para fotografiar a sus pequeños. Y es que la corporación txiki se vistió de gala para la ocasión, con las bandas oficiales del Ayuntamiento de Burlada, que tuvieron que acomodarse con imperdibles porque les quedaban grandes y el alcalde y los tenientes de alcalde, además, portando las varas. Tras el chupinazo, la Comparsa, Larratz Dantzari Txiki Taldea, Burlata Herriko Gaiteroak y BurlatakoTxistulariak acompañaron a la corporación txiki en un pasacalles por Burlada. Los pequeños ediles andaron con paso firme y, aunque a veces había que organizar bien el grupo y colocarse bien las bandas que se resbalaban por los hombros o se caían con los golpes de verga de los cabezudos, actuaron como verdaderos profesionales. Iker Viana y el teniente de alcalde, Ioritz García, cogieron las riendas de Burlada con muchas ganas ya que, como afirmaron “es muy divertido, somos el centro de atención y la gente nos saluda”.

El pasacalles terminó en el parque Uranga. Allí, Larratz Dantzari Txiki Taldea fueron los encargados de actuar ante la mirada de la corporación y la multitud de niños y mayores que se fueron uniendo en la kalejira. Entre los dantzaris, Iker Clemente, de 9 años, se estrenaba en las actuaciones: “No estoy nervioso, me gusta mucho bailar y que nos vean todos los niños de Burlada nos hace ilusión”, explicó el pequeño dantzari. David Juandabane, otro de los miembros de Larratz Dantzari Txiki Taldea, corroboró lo dicho por Iker y añadió que “hoy somos nosotros los protagonistas, y aunque disfrutamos todos los días, hoy es algo especial”. Estos, como sus compañeros, portaban una espada que utilizaron para bailar la ezpata dantza ypara después hacer con ella un paseíllo a la corporación txiki en la salida.

Los pequeños de Burlada también pudieron disfrutar de los hinchables de la plaza de las Cofradías, como las hermanas Patricia y Lucía, que se encontraban allí con su niñera Amaia Pérez, que esperaba a la cola mientras ellas se montaban en todo lo que podían. Y es que ayer todo el municipio se volcó para que los txikis disfrutasen de actividades propias como el encierro de toros hinchables e incluso una plaza de toros improvisada en la plaza de las Eras con toros de plástico que muchos de los niños aprovecharon a recortar como si de auténticos profesionales se tratase.

Herramientas de Contenido