Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Solitaria oreja de Pérez Langa en aburridos rejones

Los rejoneadores desaprovecharon la colaboradora corrida de El Madroñal

El jinete de Calatayud puso las ganas y el luso Ribeiro, una monta de calidad

Manuel Sagüés Lacasa / Javier Bergasa - Sábado, 19 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Joao Ribeiro Telles logró momentos de académico toreo, montando a un excelente caballo tordo.

Joao Ribeiro Telles logró momentos de académico toreo, montando a un excelente caballo tordo. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

Joao Ribeiro Telles logró momentos de académico toreo, montando a un excelente caballo tordo.El aragonés Mario Pérez Langa se adorna con la mano y una banderilla corta en el testuz de su primer astado de su lote, de nombre ‘Bilbao’ y de la ganadería de Cilleros (Cáceres).Manuel Manzanares, bastante discreto y desmotivado, clava un par de banderillas a lomos de uno de sus caballos, del hierro ‘Ph’ (Pablo Hermoso de Mendoza).

TAFALLA- Poca emoción aportó el festejo de rejones a pesar de la manejabilidad y aceptable son de las reses enviadas por la ganadería debutante de El Madroñal. Se escribe reses y no toros porque cinco de los animales corridos estaban marcados con el guarismo cuatro que certifica su condición de utreros. Sólo el segundo, que superaba en mucho por edad y tamaño al resto, era toro, en concreto, cinqueño.

Lo escaso del resultado artístico del festejo de toreo a caballo hay que apuntarlo en el debe de los rejoneadores, de los que sólo se llevó recompensa, en forma de solitaria oreja, el joven Mario Pérez Langa.

El de Calatayud estuvo a punto de calcar la puerta grande que logró el año anterior en su debut en el coso tafallés: cortó sendas orejas de su lote. Ayer, hubiera hecho lo mismo si no se lía con el rejón de muerte ante el astado que cerraba plaza. Pérez Langa aporta frescura e intenta ejecutar las suertes con pureza. Algunas veces las consigue y en otras, peca de aceleramiento. No obstante, su desparpajo y ganas de agradar y de triunfar fueron lo que más transmitió de la función.

Joao Ribeiro Telles, vestido, como es preceptivo, a la Federica, con una casaca verde esperanza y oro, dio una bonita lección de monta elegante y académica. Mató bastante mal y extrañó que diera una vuelta al ruedo por su cuenta. Más extrañado debió quedarse él tras pasaportar, otra vez mal con la hoja de peral, al segundo de su lote y sólo diez le pidieran la oreja. Así las cosas, en esta ocasión no se atrevió ni a amagar otra vuelta al ruedo. Lo mejor del festejo vino de la mano de un caballo tordo (fotografía vertical de la izquierda de esta crónica) que se ajustó y dobló cara a cara con sus oponentes y dejó varios y buenos pares de banderillas. Lo de matar, Ribeiro Telles lo tendrá que mirar si quiere torear más en otros países distintos al suyo, Portugal.

Lo de Manuel Manzanares parece una crisis en toda regla. Lo peor de su presencia no fue su falta de técnica o de efectividad: fue su desgana, que pronto fue percibida por la parroquia tafallesa. Un rejón muy trasero y caído y la larga tardanza del toro en doblar le perjudicó aún más en conseguir algo de comunión con el personal. El quinto, además de soportar dos rejonazos de salida (uno muy bajo), sufrió una fuerte voltereta en una intervención de un auxiliador con el capote y quedó el más deslucido del sexteto de El Madroñal. Más desánimo y más desconexión. Y demasiados silencios.

Entre el público, el Churumbelerías de la banda y el propio Mario Pérez Langa, se intentó superar la depresión. Se consiguió el calor, no tanto el valor taurino, pero faltaba la rúbrica. No pudo ser.

LOS TOROS

Ganadería. Un toro cinqueño (el 2º) y cinco utreros de El madroñal, de encaste Murube. Hondo y con muchos kilos el toro, correctos de presencia los novillos. Algo distraídos de salida, pero noble, con buen son y colaboradores. Los mejores fueron primero, segundo y sexto.

LOS REJONEADORES

Joao Ribeiro Telles. Pinchazo, pinchazo hondo y rejón (vuelta). Y medio metisaca bajo y rejón desprendido (saludos).

Manuel Manzanares. Rejón trasero y caído (silencio). Y pinchazo y rejón caído (silencio).

Mario Pérez Langa. Rejón caído y descabello (oreja). Y cinco pinchazo, rejón y descabello (vuelta al ruedo).

LaS gradas

Presidencia. Bien a cargo de Albina Prieto García, asesorada por Andrés Baztán Esparza (artístico) y Antonio Puig Ayestarán (veterinario).

Incidencias. Algo más de media entrada. Tarde agradable de temperatura, aunque con molestas rachas de aire. Muy brillante toda la tarde la banda de música.