Mesa de Redacción

El odio (otra vez)

Por Joseba Santamaria - Sábado, 19 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Es difícil escribir del odio. No sé ni si es posible, si es posible para mí al menos. Pero el odio está ahí desde siempre, anida y se desarrolla en las profundidades más oscuras de los seres humanos. No es casual. Necesita una exhaustiva justificación personal y para ello hay todo un compendio de manuales de reflexión y argumentos. El odio es siempre humano contra humano. No creo que cualquier otra especie animal sea capaz de desarrollar la enfermedad del odio. Quien odia siempre encuentra razones profundas para ese odio, ya sean políticas, religiosas, económicas, raciales, sexuales... El odio es patético, sí. Inhumano cuando lo ves en acción real. Pero odiar no parece ser tan difícil repasando la larga historia del odio en la humanidad. Y siempre los odios, ya sean individuales o colectivos, encuentran un diferente, un otro contra el que manifestarse, como cualquier otro fantasma interior. Ya digo que no sé si interesa ni si tiene sentido, mucho o poco o ninguno, escribir del odio. Ni mucho menos si hay soluciones humanas posibles contra el odio. Quien odia parece que odia con convencimiento de causa, con el fanatismo de cualquier verdad absoluta y única y eso tiene muy difícil reparación. El odio seguramente es irreparable. Es lo jodido, que quien odia lo hace con consciencia y sus actos son conscientes. Escrito el 14-06-2016. Esta vez dedicada, además de a los asesinos y a quienes les envían, también a quienes han utilizado el horror del terrorismo yihadista en Barcelona para mostrar en redes sociales, en mensajes políticos, en editoriales de prensa, en tertulias y en programas de tele-basura su odio a musulmanes, inmigrantes, refugiados y catalanes. Sempre amb Catalunya.