Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Nueve días

Por Joseba Zamarbide Sierra - Sábado, 19 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Nueve días después de haber recorrido el barrio Gótico y la Rambla barcelonesa desde Colón hasta la plaza de Cataluña, se entristecen mis recuerdos tiñéndose de luto, a la vez que crece mi indignación cuando aparece otra masacre que no lleva a ninguna parte.

Imaginarme aquel paseo entre baldosas de vibrazo con diseño ondulante, capaces de soportar el desgaste ante los innumerables pasos de toda esa amalgama de nacionalidades concentrada diariamente en tan fatídico lugar, entre gente con edad y otros en los albores de la vida, en donde irrumpen las señales de caucho de un vehículo que a gran velocidad que arrolla todo un porvenir.

Debemos mantener la solidaridad siempre, y para que no decrezca es necesario seguir uniendo nuestras manos, todas, las de piel tersa, las de pieles viejas, las de colores, las de ambos sexos;unámoslas y olvidemos nuestras diferencias, siguiendo el camino todos juntos y en una misma dirección, con el fin de evitar nuestros temores.

A toda esa representación de la Generalitat catalana, así como a sus representantes municipales, siendo consciente de que en momentos tan delicados no admiten crítica, les solicitaría desistir de su orgullo y dirigirse a quienes nos solidarizamos con el pueblo catalán con una lengua común, libre de traducciones que sirvan para entender los comunicados por los cuales nos interesamos. Ya existen otras muchas situaciones para aplicar su respetable idioma.

Estamos con vosotros Barcelona, estamos con vosotros Cataluña, un día duro para una comunidad que ha despertado con el pitorreo por haber perdido un partido de fútbol, y ha finalizado con un llanto general por otro encuentro más inesperado. ¡Qué absurdos somos!

Mi profundo respeto a todas esas 13 víctimas provisionales, mi expreso deseo de una pronta y satisfactoria recuperación de todos esos heridos, y a todos los que hemos sufrido con sus heridas. ¿Y qué culpa tenemos nosotros? ¿Y qué culpa han tenido ellos? Me refiero a todos aquellos que este 17 de agosto les ha cambiado la vida después de nueve días.

Herramientas de Contenido

Más sobre Opinión

ir a Opinión »

Últimas Noticias Multimedia