Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Ainhoa goñi raúl narros

“Te das cuenta que esto no solo ocurre lejos y que le puede pasar a cualquiera”

Sábado, 19 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Ainhoa Goñi, una pamplonesa veraneante en Cambrils.

Ainhoa Goñi, una pamplonesa veraneante en Cambrils. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

  • Ainhoa Goñi, una pamplonesa veraneante en Cambrils.

pamplona- Ainhoa Goñi es una pamplonesa que, junto a su marido y sus dos hijos, estuvo a punto de verse envuelta en el ataque terrorista del jueves en Cambrils. “Acabábamos de volver a casa y el atentado no nos pilló en el lugar de los hechos por media hora”, recuerda Ainhoa. Esta familia navarra está pasando unos días de vacaciones en el municipio tarraconense donde tienen un apartamento a unos 15 minutos del Club Náutico, lugar en el que un coche comenzó a atropellar a las personas que allí se encontraban, igual que había ocurrido horas antes en La Rambla.

“Al llegar a casa escuchamos muchas ambulancias ir hacia el club y a la gente correr en sentido contrario, en dirección Salou”, relata Ainhoa, quien señala que se enteraron de lo que había ocurrido cuando “una cuadrilla de chavales jóvenes, que habían escapado corriendo, contaron todo lo que habían visto”. “Llevamos muchos años veraneando aquí y nos conocemos todos, por lo que salimos de casa preocupados por los que no estaban en la urbanización”, recuerda.

Tanto ellos como el resto de Cambrils ya eran conscientes de lo que había ocurrido en Barcelona, por lo que no les sorprendió demasiado ver más policía de la habitual. “No nos esperábamos ni por asomo que podía volver a ocurrir algo así, y menos aquí”, apunta.

Pese a que no estuvieron en el lugar de los hechos, los disparos, las sirenas y la incertidumbre sobre lo que ocurría creó un “clima de miedo” entre ellos, sobre todo en sus dos hijos. Ainhoa expresa el temor que vivieron los dos pequeños que “hasta se les pasó la palabra muerte por la cabeza, eso es algo muy duro y muy triste”.

“Tras el atentado, por una parte sentíamos alivio porque nos libramos por media hora, pero por otra parte sentíamos tristeza y mucho miedo. Te das cuenta de que ya no pasa lejos, sino que puede pasar cualquier día, en cualquier sitio y a cualquiera”, reconoce. No obstante y a pesar de ese miedo, esta mujer pamplonesa relata que ayer su familia volvió a la vida normal. Pese a que ayer hubo menos afluencia que otros días, “la gente no se quedó en sus casas”. “Nosotros fuimos a la playa y a la tarde dimos un paseo, no vamos a dejar de hacer nuestros planes por esto”, destaca Ainhoa. - U.Y.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia