Editorial de diario de noticias

Deuda pública, otro récord

Los datos facilitados por el Banco de España sobre la deuda del Estado, que vuelve a superar el 100% del PIB, cuestionan la pretendida eficacia de la gestión y el resultado de las políticas de austeridad y recortes

Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

los datos sobre la deuda pública del Estado español facilitados por el Banco de España, organismo nada sospechoso de pretender minar la credibilidad del Gobierno del PP, cuestionan de raíz la pretendida eficacia de la gestión en materia económica del Ejecutivo de Rajoy. El aumento de la deuda pública, según los datos del primer semestre de 2017 vuelve a batir un récord histórico y alcanzó, en el conjunto de las administraciones públicas, los 1,138 billones de euros en junio, lo que representa un aumento de 13.938 millones de euros respecto al mes anterior, hasta situarse en el 100,03% del PIB. Es decir, que el Estado debe ya más dinero que la riqueza que genera España, ya que, pese a que la economía sigue creciendo, lo hace a menor ritmo que los compromisos de pago. Un dato que coincide con las advertencias de Bruselas a España de que, más allá de la euforia oficial de la supuesta recuperación económica, la dura realidad es que los datos más objetivos apuntan a una situación a medio y largo plazo de alto endeudamiento y déficit. Aunque con una situación global mejor, la deuda de Navarra supera los 3.600 millones de euros -un 19% del PIB foral-, sobre todo por endeudamiento galopante de los últimos ocho años de UPN en el Gobierno de Navarra, entre 2007 y 2015. Cabe recordar que solo durante el mandato de Barcina (2011-2015) la deuda se disparó de 2.400 millones a 3.322 y, si se toma como referencia el 2007, con Sanz al frente del Gobierno - los años de la juerga del despilfarro y las megainfraestructuras sin utilidad social-, el salto es mucho más escandaloso, ya que entonces la deuda apenas llegaba a los 645 millones, un porcentaje que suponía solo el 3,6% del PIB de Navarra. La verdad económica de la gestión del PP en el Estado y de UPN en Navarra con sus políticas económicas es esa y no otra. La crisis abrió la puerta a la política de recortes de derechos sociales y laborales, a la progresiva privatización de importantes servicios públicos y al deterioro de la calidad y nivel de las prestaciones públicas, etcétera, con la excusa de la necesidad de controlar el déficit. Sin embargo, la realidad demuestra una vez más que las excusas eran solo eso, excusas, y que toda la política laboral, fiscal, presupuestaria y económica finalmente ha elevado la precariedad laboral, ha reducido la capacidad de competencia comercial y ha empobrecido a clases medias y rentas de trabajo. Un endeudamiento galopante, con la corrupción y la economía sumergida como compañía.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »