Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La otra crónica

Bienvenidos a Segunda

Por Javi Gómez - Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

osasuna inició ayer su largo periplo esta temporada por la Segunda División. Y lo hizo mostrando una imagen aún alejada de lo que quiere su entrenador pero con algunas señas de identidad interesantes y errores a corregir. Pero, sobre todo, todos los presentes volvieron a recordar lo que es jugar en la División de Plata. Aquí no es fácil nadie.

Había ilusión casi desbocada por ver al nuevo equipo de Diego Martínez, insuflada por la buena imagen mostrada en pretemporada, pero hay que tener tranquilidad. El cuerpo técnico, tanto el primero como sus ayudantes, han venido avisando de que las primeras jornadas iba a costar que se viera al equipo que ellos quieren.

Hay que tener tranquilidad para ver la evolución del equipo, de momento, lo mejor de ayer fue la vuelta de Unai García como estandarte en el centro de la defensa

Ahora falta que, pase lo que pase en los próximos partidos, tengan un margen para desarrollar con tranquilidad el trabajo que están implantando en Osasuna. Esperemos que la proximidad de las elecciones no altere a nadie, ya que todo apunta que el club tiene la posibilidad de lograr un proyecto a largo plazo bajo las órdenes del gallego.

Pero luego el fútbol es caprichoso y los resultados mandan. El de ayer no fue de los mejores, obviamente, pero esto es muy largo. De lo mejor, sin duda, la recuperación de Unai García tanto física como mentalmente. El canterano volvió a mostrar la imagen que tanto gustó hace dos temporadas. Todo hace indicar que el de Esquíroz puede ser importante esta temporada, como también apunta a que a la parroquia rojilla hay una serie de jugadores como David Rodríguez, Quique o Arzura que les van a gustar por sus características.

Queda aún un recorrido extenso y ni en pretemporada se iba a subir de carrerilla ni después de ayer hay que bajar la exigencia a un equipo hecho para estar peleando por los puestos de honor de la categoría. Quedan nueves meses por delante de altibajos (que ojalá sean más altos que bajos) en los que la actitud del equipo marcará buena parte del destino. De momento, en eso también tiene buena pinta la plantilla rojilla.

Pocas conclusiones se pueden sacar de un equipo claramente en construcción. Lo único claro es que en el impasse de la temporada pasada en Primera, la Segunda no ha cambiado mucho. Hasta un filial te hace sudar de lo lindo para lograr cualquier punto. Va a ser duro, pero ojalá merezca la pena en junio. Bienvenidos a Segunda.

Herramientas de Contenido