Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Interior mantiene el nivel de alerta 4

Incrementa la seguridad en las zonas turísticas y en los lugares más concurridos
Aumenta la prevención en posibles objetivos de ataques terroristas
Refuerza la capacidad de reacción ante probables atentados
Zoido asegura que “el riesgo cero no existe”

Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Tres agentes de los Mossos d’Esquadra caminan por el paseo marítimo de Barcelona.

Tres agentes de los Mossos d’Esquadra caminan por el paseo marítimo de Barcelona. (EFE)

Galería Noticia

  • Tres agentes de los Mossos d’Esquadra caminan por el paseo marítimo de Barcelona.

Madrid- Más seguridad en zonas turísticas y en las más concurridas, más prevención en posibles objetivos de ataques terroristas y refuerzo de la capacidad de reacción ante ellos son medidas que España potenciará tras los atentados de Catalunya sin necesidad de elevar al máximo el nivel de alerta, que se mantiene en 4.

Así lo acordó la mesa de evaluación de la amenaza terrorista reunida ayer por la mañana de forma extraordinaria presidida por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que dio cuenta después al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de esta decisión.

La razón reside en que los responsables de la lucha antiterrorista de la Policía Nacional, de la Guardia Civil, del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, del Centro Nacional de Inteligencia, del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas y de los Mossos d’Esquadra y de la Ertzaintza consideraron de forma unánime que debía mantenerse la actual situación.

Zoido explicó en rueda de prensa que, de acuerdo con las evaluaciones de estos expertos, no existe “riesgo inminente” de atentado y, por tanto, no se considera conveniente elevar el nivel de alerta al 5, que habría supuesto la presencia del Ejército en las calles. No obstante, este nivel 4 alto se reforzará con la intensificación de las medidas de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva, con “especial énfasis” en la zonas de turismo.

Se intensificará, además, la prevención en potenciales objetivos de ataques terroristas, se reforzarán los dispositivos de reacción frente a atentados y se estrechará la colaboración con las policías locales para incorporar las capacidades de estos cuerpos a las medidas que recoge el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.

Turismo En este último punto, Zoido propuso que se promuevan las reuniones de las juntas locales de seguridad para que se analicen los riesgos y se valore la instalación de medidas pasivas de seguridad. Negó que no se haya querido aumentar la amenaza por sus posibles repercusiones en el turismo y en la imagen de España, ya que la principal prioridad es garantizar la seguridad de todos los españoles y de los que ocasionalmente visitan nuestro país.

Quiso que sus primeras palabras fueran para expresar su más absoluta condena a los atentados y la firme determinación de “trabajar sin descanso” para acabar con el “cobarde” terrorismo yihadista. No se olvidó de las víctimas y de sus familias, que han sido golpeadas “con todo el odio cruel” de los terroristas.

Según Zoido, desde el primer momento se pusieron en marcha los protocolos de colaboración entre administraciones, tanto para la atención de los afectados como de la investigación de los hechos, con contactos que calificó de “fluidos y constantes”, tanto a nivel de decisión política como técnicos.

Y en este sentido, resaltó la “comunicación y lealtad” entre los diferentes cuerpos y servicios de información para salvaguardar la seguridad.

El ministro agradeció el apoyo y la ayuda internacional, tanto para la asistencia de las víctimas como para la investigación de posibles vinculaciones de los terroristas con otros países de nuestro entorno, e hizo especial mención a la comunidad musulmana en España, que desde el minuto uno condenó la barbarie.

Dentro de la prioridad de Interior de asistir a las víctimas, este departamento envió a Barcelona un equipo de expertos en esta materia, encabezados por la máxima responsable de la Oficina de atención a este colectivo, Sonia Ramos. Además, ha habilitado el teléfono 915 372 500 de información para ellas.

Solo tras los atentados, se han recibido en el centro que las coordina más de 250 llamadas, algunas de las cuales se referían a personas a las que ya se estaba haciendo un seguimiento.

Juan Ignacio Zoido aprovechó para transmitir a la ciudadanía un mensaje de tranquilidad “dentro de la lógica preocupación” y de confianza en las Fuerzas de Seguridad, que “vienen haciendo un esfuerzo impagable por evitar atentados”. “El riesgo cero no existe”, destacó el ministro, que enfatizó que seguirán “trabajando día y noche para cortocircuitar los planes de aquellos que quieren destruir nuestra sociedad libre y democrática”. - Efe

seguridad

colocación de maceteros

Barcelona no lo contempló. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, consideró ayer “conveniente” que los ayuntamientos analicen y estudien en las Juntas de Seguridad la posibilidad de establecer medidas físicas de protección para evitar acciones terroristas, como la colocación de bolardos o maceteros. Zoido recordó que ya la Policía recomendó a los consistorios la posibilidad de colocar estos elementos según las circunstancias de cada municipio. Tras el atentado en Berlín en las Navidades del pasado año, una instrucción de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana a los jefes superiores de Policía recordaba en esas fechas el atropello masivo que tuvo lugar en un mercado navideño de la capital alemana, donde un camión arrolló a numerosas personas y quitó la vida de doce. Por todo ello, la Comisaría General consideraba necesario tomar medidas con motivo de las fiestas navideñas. Zoido recuperó ayer esa instrucción para instar a la convocatoria de esas juntas y aconsejar a los ayuntamientos que conviene que establezcan medidas de seguridad. El de Barcelona no consideró en ese momento que fuera necesario instalar maceteros o bolardos en La Rambla, pero sí intensificar la vigilancia policial.

Herramientas de Contenido