Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los yihadistas desconectan de sus emociones sin llegar a ser psicópatas

Estos terroristas sufren una disociación de la personalidad conforme van radicalizándose, aunque no hay un único perfil

Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

madrid- Los yihadistas que cometen atrocidades como atropellar o acuchillar a sus víctimas, el caso de los atentados de Catalunya, sufren una disociación de la personalidad que les permite desconectar de sus emociones, aunque no llegan a ser psicópatas.

Este es uno de los rasgos psicológicos de unos terroristas que viven, en muchas ocasiones, aislados y a los que la organización les insufla constantemente sentimientos de odio y venganza, explica Miguel Perlado, coordinador del Grupo de Trabajo sobre Derivas Sectarias del Colegio Oficial de Psicólogos de Catalunya.

El psicólogo explica que no se puede establecer un perfil único del yihadista pero, insiste, en todos ellos se observa “una deshumanización del individuo” al disociarse la personalidad.

“La mente se fragmenta y funciona en compartimentos estancos. Una parte puede estar tramando una acción, mientras la otra desarrolla su rutina con aparente normalidad”, asegura este experto en evaluar en los procesos judiciales a los detenidos yihadistas.

Este comportamiento puede asemejarse al de una personalidad psicopática “dado que llegan a disfrutar del dolor ajeno y consiguen desconectar totalmente de las emociones propias”. Sin embargo, no significa que este tipo de terrorista sea psicópata en sí, sino que el proceso de radicalización “tiende a psicopatizar a la persona que finalmente cometerá la acción”, apostilla.

Conforme avanza la radicalización, van desapareciendo los signos de humanidad y reforzándose el odio. “Esos sentimientos se van comiendo la otra parte de la personalidad disociada que tiene que ver con las emociones”. - Efe