Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Adiós Pamplona

Pasadizo de Descalzos, 1925

Por Joseba Asiron (www.adiospamplona.blogspot.com) - Domingo, 20 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

(RAFAEL BOZANO)

Galería Noticia

En 1925- El año había comenzado con la noticia de que, el 3 de enero, Benito Mussolini había prohibido y declarados ilegales todos los partidos políticos en Italia. Bueno, para ser más exactos, prohibió todos menos el suyo. Y pásmense ustedes, porque en la vieja Iruña no eran pocos los que admiraban al bueno de Benito, y aún los que suspiraban por un caudillo que salvara a España de los demócratas, de las sufragistas, de los librepensadores y de los rojos en general.

En otro orden de cosas, en aquel tiempo la rigidez del plano pamplonés estaba aliviada por pasadizos que comunicaban calles paralelas o adyacentes. Hoy son bien conocidos los de la Jacoba y Seminario, pero entonces existían también los del Consejo, en la plaza homónima y bajo el desaparecido Consejo Real, o este de Descalzos, por el cual se pasaba desde la calle de Descalzos al Hospital General, cuyo muro vemos asomar a la derecha de la foto.

Hoy en día- El lugar donde estuvo el pasadizo de Descalzos ha cambiado de forma radical, aunque no por ello ha dejado se ser un lugar un tanto desamparado y sombrío. El viejo pasaje, que había sido construido a mediados del siglo XVI, fue derribado en 1928 junto con las viviendas que tenía encima, lo cual permite hoy ver desde este punto algunas de las casas de la calle de Descalzos. En cuanto al Hospital General, sería igualmente demolido algunos años después, en 1948, para construir en su solar el Museo de Navarra.

Hoy ya nadie se confiesa en Pamplona seguidor de Benito Mussolini, y aunque no han faltado, hasta hace poco al menos, quienes le cogían el gustillo a prohibir partidos y encarcelar a sus dirigentes, lo hacían sin duda por mera ingeniería electoral. Un sindicalista como Rafa Díez, recién salido de prisión tras cumplir una larga pena de cárcel, podría dar testimonio fehaciente de ello.

Herramientas de Contenido