Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Nuevos partidos políticos

Arturo Carreño - Lunes, 21 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:10h

He leído que se ha registrado en el Ministerio del Interior un nuevo partido político que se denomina Actúa;parece ser que algunos de los fundadores como Llamazares, el exjuez Garzón, Cristina Almeida y otros son los promotores y su objetivo primordial es desalojar a Rajoy de la Moncloa, entre otras actuaciones.

A mi entender, todos los partidos actuales de izquierdas y/o de centro izquierda (PSOE, Podemos, IU, ERC, Bildu y hasta Cs) siempre han dicho que lo prioritario es quitar a Rajoy de la presidencia del Gobierno y al PP también. Al parecer, este nuevo partido lo que demanda es que se actúe más y se hable menos y que todo no quede en malos acuerdos y en papel mojado. Hasta aquí todo bien, pero yo me pregunto ¿por qué es tan necesario crear otro nuevo partido si con afiliarse al que más te guste puedes desarrollar y actuar en políticas de cambio que sirvan más y mejor para el ciudadano de a pie? Es tan necesario que haya más partidos políticos para crear más confusión al ciudadano que ya de por sí está harto y desencantado, porque cuando hay elecciones cada 4 años, en los centros de votación se ven papeletas de casi 25/30 partidos. No son necesarios más partidos, son necesarias más ideas, más diálogo, pensar más en los y las ciudadanas, denunciar la corrupción y trabajar más y mejor pensando en los demás y sobre todo en los miles y miles que están sin trabajo, que pueden ser desahuciados y que tienen un trabajo muy precario.

Con los partidos que hay y con lo que pregonan y prometen, tenemos más que suficiente, pero siempre que se pongan las pilas, que acuerden y que trabajen en lo que nos interesa a la mayoría de este país, que es la libertad, el trabajo, la educación y la salud. Todo lo demás, es más gasto y papel mojado. Es mi opinión.

No es momento para remover nuevamente y ahondar en el debate sobre la transformación y evolución de nuestras fiestas populares, pero sí me apetece hacer una mención acerca de cierta afirmación realizada por parte de una tertuliana en uno de los programas en que llena huecos de máxima audiencia.

Leí con mucha atención un artículo publicado en 1975, tiempos en los que aquellos bares castizos ofrecían vino cosechero entre 4 y 5 pesetas el chiquito, manteniendo la oferta durante las fiestas de San Fermín y aunque no en exclusividad reservando el vino de marca para los de fuera, máxime para aquellos extranjeros que comenzaban a ser habituales e importaron el botellón como costumbre, ya que adquirían botellas de vino con un coste de 40 pesetas, para beber por la calle pese a que los de casa lo hacían con el fin de llenar las botas. A partir de las 10 de la noche hasta las 2 de la madrugada sustituirán los caldos navarros por sangría que con el transcurrir de las horas rebajaban con sifón para que el personal no se viera demasiado afectado.

Entre picaresca y corazón la hostelería también hacía su agosto en los 70, en los que en nuestros días algunos consideran abundantes las personas de bajo nivel cultural, cuando simplemente se trataba de generaciones que carecieron de oportunidades. En nuestros días creo opinar que son muchos a los cuales les sobran estudios y faltándoles educación, ya que aquellos que decían acabar cargados ahora dicen puestos. ¿Pero puestos de que? El vino alegra el corazón, son otras las sustancias que conllevan a que una persona salga de sus cabales y la sociedad se vaya de madre, pero eso se calla, no se desvela, se omite, y parece mentira que una persona con cierto nivel cultural, capaz de ganar premios literarios, acuda a cualquier fiesta a culminar su inconsciencia, lo de ser robado es otro clásico de cualquier día, aunque no sea de fiesta popular.

Herramientas de Contenido